Placeres de fin de semana

Nomás llega el fin de semana y no quiero hacer nada, por alguna extraña razón siempre me pasa lo mismo cada que se acerca el fin de semana, como que es una epidemia y no solo yo sino muchos comenzamos a sentir la pereza del sábado y el domingo acercándose desde el jueves, y ya para el viernes estamos en plan de “no voy a hacer nada”, es más, ya hasta tenemos puestas las pijamas de todo el fin de semana para no cambiarnos, no peinarnos, no bañarnos y por supuesto no salir de nuestra cama, bueno, tal vez si de la cama pero para desplazarnos a la sala o a la cocina a comer algo, únicamente para ello.

Los mejores y más simples placeres de la vida son el fin de semana, siendo quedarse en casa a no hacer nada, absolutamente nada más que descansar, ver la tele, comer, por supuesto fodongear bien a gusto, cosas que no tienen precio.

Pero bien, por más que yo quiera quedarme sin mover un dedo esos días sagrados de la semana, como que me cuesta trabajo, digo, a veces mi madre se pone en plan “ponte a hacer lo que sea” o de vez en cuando existe alguien en esta vida que se pone como tarea imposible hacerme salir de casa para ir al cine, pero soy un hueso duro de roer y para hacerme salir de casa se requiere mucho tiempo, esfuerzo y buenas técnicas de convencimiento para plantearme como buena idea ir a comer, digo, comer, puedo comer en mi casa, igual ver una peli, así que para hacer que mis pies salgan de casa requiere esfuerzo.

Seguramente es porque en este mundo existen dos tipos de personas, las que les gusta salir el fin de semana a pasear por centros comerciales, irse de compras, al cine, a comer a donde sea, cualquier lugar es mejor a su casa; por otro lado estamos los que preferimos estar en casa haciendo nada o viendo un maratón de películas más que cualquier otra cosa en el planeta.

Creo que cada quien disfruta la vida como se le da la gana, pero hay que aceptarlo y no hay nada más maravilloso que no hacer nada el fin de semana y quedarse en casa, a poco no, y si dicen que sí es porque nunca se han quedado en su camita todo el día, comiendo helado, palomitas, papas y viendo la televisión, solos o en compañía de quien sea. Ese para mi es el placer más increíble, uno por el cual espero toda la semana a que llegue con muchas ansias.

Muchas personas me preguntan con gran entusiasmo y curiosidad que es lo que hare el próximo fin de semana, para averiguar cuál exótica aventura me espera, pues bien, la verdad es que si hay muchas aventuras, pero a mí me gusta quedarme en mi casa y disfrutar de un buen libro o una película, al parecer algo muy aburrido, común y corriente para alguien como yo; pero de verdad para mi es la forma ideal de pasar un estupendo fin de semana, no será memorable sin embargo sí muy placentero.

Inténtelo y solo por una vez en la vida quédense solos con ustedes mismos, para escuchar sus pensamientos, sus ideas y contemplar el silencio, ese puede convertirse en un placer adictivo. Claro, todo termina cuando llegan tus rommy´s para gritar, pelearse por el control de la televisión y contarte sus problemas pendejos, mientras lo único que quieres es estar solo o sola, disfrutando de tu individualidad y obvio la película.

Yeshttps://elblogdeyes.com
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

More from author

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Related posts

Advertisment

Latest posts

Las elecciones en los Estados Unidos y las casas de apuestas

Las casas de apuestas de todo el mundo aprovechan cada ocasión que se pueda presentar para sacar beneficio. Las elecciones presidenciales en...

Los secretos que oculta una acción

Aunque no lo parezca, aunque no lo creas, cada cosa que haces, cada cosa que dices transmite un mensaje, uno que aparentemente...

Cuando por casualidades de la vida no contesto una llamada

Ahora, cabe mencionar que a veces esto de ignorar una llamada es involuntario y por cuestiones de que el celular esta quien sabe en dónde o en silencio, uno no se percata de las llamadas perdidas.
Apuestas Colombia