Peligro: Cuéntaselo a quien más confianza le tengas

0

Cuando me siento en peligro y con ganas de contarle a alguien algo, siempre me acuerdo de esa campaña del canal 5, la campaña de “mucho ojo amigo”, la campaña que seguramente muchos millennials, contemporáneos míos recuerdan; para enseñarnos desde pequeños a cuidarnos de las malas intenciones de los demás.

Pero me resulta curioso, cuando un niño moderno ve esos anuncios, se caga de la risa, seguro es que ahora los niños son mucho más perceptivos y por supuesto tan precoces, que no hay que enseñarles a cuidarse, por modo default ya saben cómo hacerlo; esa es seguramente la razón por la cual consideran absurda esa campaña y la frase del Cuéntaselo a quien más confianza le tengas

Sin embargo y sin importar cuanto se burlen de nosotros los niños, porque aprendimos a cuidarnos de los extraños con alarmas que parpadeaban en rojo; sin importar lo gracioso que sea, yo cada que me siento en peligro, inmediatamente se disparan en mi ciertos recuerdos, parpadean luces rojas, se oye una sirena de alerta y una voz en off me dice “cuidado” y por supuesto Cuéntaselo a quien más confianza le tengas.

La última vez que me pase ese momento incómodo y tenía ganas de salir corriendo fue aquella vez que me fui a tomar fotos para mi pasaporte, aquel horrible señor, neta, lo juro, tenía la pinta de malandrín de esos anuncios del 5, con voz rasposa que asusta mientras me quería tomar mis fotos y me decía “te han dicho que eres muy bonita”, ahora puedo reírme en ese momento pensaba, puts, va a sugerirme a convertirme en una modelo famosa, y mientras todo eso sucedía yo veía parpadear esa luz roja, pensando cómo podía ser de ese peligro.

Así me pasa cada que estoy en peligro, seguro a ti también, cuando experimentas esa sensación de peligro inminente, con alarmas, luces, voces fuera de cámara, que te recuerdan esa máxima sensación de alerta y peligro.

Y normalmente en ese momento, uno no piensa en contárselo a alguien, nel, nooo, para nada, cuando uno está en ese horrendo peligro, la mente se activa para buscar una salida fácil y viable. No importa el cómo llegaste, sino el cómo vas a salir con la menor cantidad de daños posibles.

Creo que ese fue el gran falló de la campaña Cuéntaselo a quien más confianza le tengas, porque esa frase, se cuenta justo cuando ya te paso algo y obvio, lo importante de las situaciones de peligro, obviamente es evitarlas; pero que pasa cuando estas en esa zona de peligro; que pasa cuando tomas un taxi y se comienza a desviar por zonas poco transitadas; que pasa cuando en la calle sientes que alguien te sigue; que pasa cuando en el trabajo hay una situación de peligro y tu estas en el centro de la controversia; ¿qué es lo que pasa?

En esos momentos no sirve para nada ver como tu mundo parpadea en rojo y alguien te dice cuéntaselo a quien más confianza le tengas; en esos momentos eso no importa y lo que se tiene que hacer es evitar tener algo que contar.

Otros artículos relacionados

AMOR: SIN CONFIANZA ¿PARA QUÉ QUIERES UNA RELACIÓN?
LEY DEL HIELO: EL ARTE DE IGNORAR PERSONAS
LIGUE: MENSAJES CONFUSOS ¿ME QUIERES O NO?
CUIDADO CON EL PHISHING EN FACEBOOK
CONSEJOS PARA SER UN BUEN VIAJERO
ESE MICROINFARTO CUANDO NO ENCUENTRAS EL CEL

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More