Palomitas de Cine, Microondas o de Ollita ¿Cuáles serán mejores?

1

Cuando uno piensa en cine ó en películas automáticamente se le viene a la cabeza un sin fin de ideas, emociones, y recuerdos que evocan aromas y sensaciones.

Muchos recuerdos fluyen a la velocidad de la luz, alguien pudiera pensar en una sala oscura viendo los cortos, pudiera ser también el recuerdo de estar parado en la fila de la taquilla seleccionando una película; pero en lo que la mayoría concuerda es estar parado esperando en la fuente de sodas para comprar un montón de dulces, chocolates, nachos, hot dogs, refrescos y las inolvidables deliciosas ricas y nutritivas palomitas, naturales, con queso, extramantequilla o mis favoritas las de caramelo.

Uno no puede decir que fue al cine si no se compro las palomitas jumbo en combo con nachos y refresco.

Y es que no se puede decir que hay experiencia cinematográfica completa si no se acompaña de unas buenas palomitas, los puristas podrían decir que solo se concibe el cine con palomitas de mantequilla, pero ahora tenemos tantas y tantas opciones en sabores que conformarse con unas simples palomitas de mantequilla es no disfrutar de las pequeñas tonterías que nos ofrece la vida moderna.

Pero la cuestión aquí es, ¿Cuáles son las mejores palomitas?
Para una experiencia dentro del cine obviamente las de la fuente de sodas, pero en casa con un buen DVD los más conservadores sacan su ollita y su maíz y preparan a la vieja usanza cantidades absurdas de palomitas (regando por la estufa mas de la mitad), y los mas modernos y sofisticados con solo apretar un botón y esperar 3 minutos tienen palomitas instantáneas con sabor a cine.

Las palomitas de cine son muy ricas además tenemos mucha variedad en presentaciones y sabores y cual niños pequeños nos acercamos con mucha ilusión y alegría a la estación de palomitas y mientras oímos con emoción esas pequeñas explosiones de sabor que alegran a nuestro paladar.

Por otra parte están las de microondas con un montón de marcas en el mercado para escoger las que más nos gusten, lo mejor de todo es que nos ofrecen como mil opciones en sabores, colores y no se diga de la inmensa variedad de presentaciones que han desarrollado: las he visto en presentación mini, en cubeta, las tradicionales y claro ahora también Light.

Pero no podemos olvidar las palomitas hechas en olla, estas no ofrecen mucha flexibilidad en sabor y puede suceder que termines quemando un kilo de granos de maíz, pero si son bien preparadas puede un puñado de estas preciosuras llevarte a la gloria.

Creo que para mi la decisión es muy sencilla, soy una floja tecnológica y con solo abrir una buena bolsa de palomitas Light puedo pasar un buen rato con una buena película.

¿Tu cuales prefieres?

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More