OMG Nucita untable

1

Hay cosas por las cuales vale la pena ser gordo, en mi caso, gorda, y es la Nucita Untable tamaño familiar de 350 gr; de esos placeres culposos que te trasladan a la infancia con solo saborear uno de sus sabores en su presentación tricolor chocolate, vainilla o fresa, o será trisabor, mmmm, quien sabe, creo que es lo de menos y la buena noticia es el súper envase gigante, hecho, pensado y dedicado a los golosos de corazón con la Nucita Untable.

La verdad no sé muy bien si sea un producto nuevo que apenas se agrega a la enorme gama de presentaciones de Nucita, pero algo sí sé, y es que me acabo de enterar que existe esta presentación maxi, que es más conveniente que la presentación tradicional y pequeña; la cual debo decirlo, nunca es suficiente y terminas comiéndote 3 o 4 paquetitos antes de empalagarte con estos dulces sabores.

Bien, la Nucita es algo nuevo y en mis buenos tiempos, cuando era pequeña yo me atragantaba de Duvalines, pero no sé si cambiaron la receta original, pero ahora esta marca no me sabe cómo cuando era chiquilla, sabe mucho más dulce y después de una probada acabo con mi cuota dulce del día; pero con Nucita, me pasa igual que con los Duvalines de antaño y puedo comer, comer y comerlos sin hartarme o fastidiarme de las cosas dulces. Pero lo mejor es que este producto si me lleva a la infancia, me traslada a esos días simples y maravillosos en los que mi mayor preocupación era ver la tele y comer dulces.

De alguna forma, cuando pruebo esos sabores familiares que tiene la Nucita, viajo en el tiempo y por unos segundos siento esa sensación de bienestar, como cuando era niña.

Supongo que esa es una de las razones por la cual me atraganto con la Nucita Untable, que está hecha para que puedas ponerla en panes o cosas de ese estilo; pero francamente como se come en mi casa y no solo yo, es a cucharadas y vas por la Nucita Untable y cuando menos te das cuenta ya se acabó ese gran envase, que viene a decirle a la Nutella de mi casa, quítate que hay te voy.

Si bien son sabores diferentes la sensación de bienestar y el flash back que me da a la infancia, no lo logro con nada. Por eso la Nucita Untable se ganó un lugar especial en mi alacena, bueno, la verdad en mi escritorio porque está lista para comerla cuando tengo antojo.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More