Olvidándome de las estadísticas

1

estadisticas visitas el blog de yes

Uno se hace esclavo de la “perra” de las estadísticas o el raiting, jajajajajajajaja, pero ya me libere y tengo dos semanas sin revisar las estadísticas del blog, por fin soy libre y me libere de las cadenas que me ataban a pensamientos complejos y angustiantes.

Notas Relacionadas

Telemarketing inoportuno

Contraseñas en internet

Asistentes de voz

Pá que me estreso, si haga o no haga las visitas serán las mismas, eso es algo que no depende de mí, del Rank page, de intercambios de links, en todo caso sería algo relacionado a la publicidad y al marketing on line o recomendaciones en redes sociales, pero para que me estreso intentando generar más visitas, si definitivamente no puedo.

Hace un par de semanas les hablaba sobre cambiar lo que soy para conseguir más atención, sí, en pocas palabras es atención lo que un blogger busca con las visitas, los hits y las estadísticas; toda persona mediática trata de medir su éxito con su popularidad, con estadísticas reales y tangibles sobre el número de likes, cuantos seguidores tienes o la cantidad de visitas que tiene su portal electrónico, ok, esa métrica está bien, digo, existe y es una forma real y tangible de conocer tu éxito y medir tu popularidad, es cierto, pero en el punto en el que solo vives y piensas en función de las visitas, poco a poco empiezas a enloquecer, te lo juro.

Ustedes seguro ya vieron el video de la chica que renuncio a su trabajo, solo porque su jefe la presionaba por conseguir el mayor número de visitas o viewers, pues no solo es un jefe tiránico, no, uno empieza a medirse en función de las visitas, cualquiera puede ser presa del raiting, de las estadísticas y de las visitas.

Un video que se quería quejar de las visitas y que nadie debería medirse en función ya superó los 14 millones de reproducciones, irónico.

En cuanto uno se fija en estas mediciones, deja de ser original, deja de ser uno mismo para convertirse en un artículo comercial que se produce en masa, hasta que un día abres los ojos y comienzas a bailar burlándote de esos paradigmas.

Así que contando llevo dos semanas sin ser presa de las estadísticas, ya no me importa si me visitan 3 personas, 500 o 1,000

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More