Nuestra opinión

0

Llámenme loca, pero cuando no tengo nada que opinar frente a un tema prefiero quedarme callada a simplemente decir lo que sea supongo yo que es simple sentido común. Ok, que a veces comente cosas estúpidas sobre un tema, pues es obvio porque es lo que tengo en la cabeza, no porque lo haga con la intención o deliberadamente, mmmmm, aunque ya no sé qué sea mejor, si decir estupideces con intención o simplemente pecar de ignorancia.

Seguramente como me pasa a mi también les pasa a algunos, naaaaaaaaaaaaa, en este mundo existen muchas personas que siempre quieren comentar algo en una conversación, para sentir que forman parte de algo, para sentir que pertenecen, sin importar que lo que digan no tenga sentido. Insisto, llámenme loca pero si yo estoy en algún lugar, reunión o congregación de lo que sea y no sé nada de lo que se habla, prefiero mantenerme callada y escuchar hasta fórmame una opinión, una que sea digna de escucharse.

Notas Relacionadas

Los milagros existen

Mi lado obscuro

El peor error de mi vida

Creo que acabo de darle al punto y muchas personas deberían recordar que no se trata de hablar por hablar, digo, que yo sepa no se lleva un score de cuanto habla cada quien como para tratar de tener el mayor número de palabras en una conversación, se trata de tener opiniones valiosas que dejen algo a los demás, y si no son opiniones graciosas que por lo menos sean observaciones interesantes de analizarse, en vez de cosas obvias o que no tienen relevancia con nada.

A lo mejor por eso siempre paso mucho tiempo callada, lo sé, parece extraño que yo me quede callada, pero cuando lo hago es porque estoy buscando algo interesante o relevante que decir sobre un tema, versus muchas personas que simplemente abren la boca para hablar de todo pero principalmente de nada. Algunos pueden decir que simplemente soy introvertida, que no me gusta hablar con los demás, pero creo que cuando expresas una opinión tiene que ser importante, cuando hablas de algo tienes que hacerlo con conocimientos, de lo contrario yo prefiero quedarme callada.

Un problema que se está haciendo muy común pero para ello nada mejor que mantener el pico cerrado y recordar todos aquellos viejos y sabios dichos populares que dicen que en boca cerrada no entran moscas, ciertamente una buena metáfora para decirnos que podemos evitar situaciones desagradables solo cerrando la boca, o igual y mejor en vez de cerrar nuestra boca lo único que necesitamos es conectarla con el cerebro, además de pensar lo que vas a decir unos minutos antes de hacerlo solo para asegurarte que no estás diciendo necedades, tonterías o información clasificada.

Ay, como que conozco muchas personas que a veces pecan de franquez, y dirían por ahí que eso es ser inoportuno, pero supongo que a veces puede ser muy fácil pecar de indiscreción o comentar algo que nada que ver con el tema.

Todo se centra en las ideas y el poder de conversación que tenga alguien, a lo mejor por eso siempre hay que hablar y tener algo que decir, aunque yo soy de esas personas que valoran o aprecian más los silencios que las palabras rellenos, sin embargo cuando se trata de nuestra opinión ella está sujeta a la libre expresión y todos pueden decir lo que quieran, el problema es que con solo abrir la boca las personas pueden conocerte más de lo que te gustaría.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More