No te tomes las cosas muy en serio

0

Si hay algo que tienes que aprender en esta vida es no te tomes las cosas muy en serio, ni muy personal; ya que hacerlo te hará muy infeliz y arruinará la mayoría de tus relaciones interpersonales de forma duradera.

Pero eso nadie te lo dice, nadie lo comenta, no se encuentra en los libros sobre crecimiento y ni siquiera tus padres te lo señalan. Tal vez sea uno de esos secretos a voces o tal vez sea algo tan obvio que no hace falta decirlo. Sin embargo cuando no te enteras de esa gran verdad, cuando no lo haces, cada cosa que vives, cada comentario que escuchas, cada historia en la que te involucras termina siendo algo que te tomas muy a pecho, algo que te puede afectar y más cuando eso termina siendo algo personal.

Notas Relacionadas

Y si bien en tiempos antiguos las cosas que se tomaban de forma muy personal siempre terminaban normalmente mal, ya sabes, en la época del honor y los caballeros, el simple hecho de pensar que alguien ponía en duda tu orgullo, cuando las cosas se calentaban y se ponían muy personales, para aclarar esos conflictos muy personales esos caballeros, duques, hombres y mujeres de honor hacían sus aclaraciones mediante duelos y bofetadas con guante blanco.

Porque el honor para algunos o tomarse las cosas muy en serio o cuando las cosas llegan a límites personales, la única forma viable de resolver esos conflictos era mediante los duelos.

Ahora en tiempos modernos nadie recurre a los duelos y esas cosas del honor ya están algo en desuso, y muchas personas se toman las cosas muy a la ligera; sin embargo hay otra corriente de personas, a esas no les llego el memo, de que hoy en día nada ni nadie es lo suficientemente serio y las cosas, las palabras, los comentarios e incluso las acciones y hasta las promesas terminan siendo cosas que se dicen o hacen sin pensar, cosas a la ligera que como tal deberían tomarse.

Para muestra un botón, bueno, quiero decir que para ejemplificar este punto, solo tienes que entrar a cualquier red social, principalmente Facebook para darte cuenta que muchas de las actualizaciones o comentarios que ahí puedes encontrar son hechos con tal desenfado, sin la menor atención o importancia, que leyendo esas cosas deberías darte cuenta que ahora no deberías tomarte las cosas muy en serio, ni en un índole personal, porque en primera, la persona que lo dijo, ni siquiera lo pensó y solo lo tecleo o dijo porque tiene boca y dedos, y segundo porque cuando te tomas las cosas muy en serio, tu eres la única persona que sale afectada o agraviada pensando y analizando algo que para la otra persona no tiene la menor importancia.

Además, cuando te tomas las cosas muy en serio o de forma personal, terminas regañando a todos, por algún comentario sin sentido, que la persona que lo hizo ya ni se acuerda; mientras que tú te lo tomaste muy a pecho.

Así que en definitiva no te tomes las cosas muy en serio, ni de forma personal. Por más que alguien te diga: pinche pendejo/a chingas a tu madre o cualquier otro insulto, promesa o hasta conversación, no lo tomes muy en serio, ni muy a pecho, porque hacerlo solo significará que tú te estas torturando o agobiando por algo que no debería afectarte, porque ahora las personas desconectan el cerebro de la boca y solo hablan por hablar.

Esa filosofía de vida que te acabo de regurgitar es de las cosas que nadie te dice para que seas feliz, tal vez se asume que en estos tiempos tan fugaces y superficiales a nadie le importa nada, pero es sorprendente cuando te encuentras con alguien que si se preocupa por lo que se dice o hace.

De hecho yo era así, pero una intensiva terapia de realidad me hizo comprender que nada en esta vida debería tomarse en serio, nada ni nadie; pero el otro día me encontré una persona, una que me enviaba muchos mails para debatir sobre la vida y sus cosas, y dado que ahora nadie se toma en serio nada, pues tampoco lo hice y su insistencia por una conversación más seria, por analizar de forma empática cada “jajajajajaja”, “ok” y todas esas superficialidades que ahora inundan nuestras conversaciones, me hizo saber que estaba platicando con alguien que se tomaba la vida muy a pecho y yo le quería decir esto mismo, no te tomes las cosas muy en serio, porque ahora nada lo es

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More