No te quedes sin decirlo

1

No esperes a que sea demasiado tarde y dile a las personas que son importantes en tu vida, que lo son o lo que significan para ti; porque cuando te das cuenta ya es demasiado tarde y esa persona ya se hartó de ti y te mando al carajo, mejor evita eso y siempre todos los días, cada minuto recuérdale y hazle saber con hechos o palabras aquello que sientes, amigos, familiares o tu ligue no importa, solo díselo.

No te quedes sin decirlo

Notas Relacionadas

Viviendo como un autómata

Gente pretenciosa

Muletillas de seguridad

Soy partidaria de apagar el cerebro cuando se trata de seguir un sentimiento, saben, no me voy a cansar de decirlo nunca y creo que todos tenemos que ser sinceros y honestos con lo que sentimos y pensamos, bueno creo que no es tan buen consejo porque principalmente en este mundo las personas no ven con buenos ojos a los entusiastas, normalmente se aprovechan de ellos o se asustan, indistintamente.

Pero si se trata de ser honesto y vivir intensamente, decir las cosas cuando las sientes y como las sientes es la única forma de vivir y más cuando no te preocupa quedar como un tonto, porque se te hace más tonto o ilógico no contagiar al mundo con tu gran entusiasmo. Viéndolo así con esa perspectiva las cosas son simples, o por lo menos para mí lo son.

Total tu dile a esa persona que te gusta, que la quieres, que te importa, que le mandas un abrazo, que te mueres por ella, total que puede pasar; a lo mucho te friendzonea pero puedes ganar mucho. Entre más cosas en riesgo estén, la recompensa es mayor y de verdad no pasa de que quedas como un estúpido o estúpida un ratito, pero el hecho de sacarte del pecho ese sentimiento y racionalizarlo en palabras libera a tu alma para siempre. Qué prefieres quedar como un tonto un par de semanas o pasar el resto de tu vida con una duda o con un “y si hubiera” atravesado en el alma.

Si le dijiste que te gusta y solo contesto gracias, no pasa nada algún día encontrarás quien te diga tú me encantas, viéndolo así como que vale la pena arriesgarse con la honestidad, solo gana el que se arriesga a quedar como un tonto y a saltar al vacío porque creyó firmemente que podía volar.

Ahora la pregunta es ¿tú crees que puedes volar?, yo si lo creo, solo tienes que arriesgarte, ven que yo te muestro el camino y al igual que Virgilio te guio por las profundidades del infierno hasta que llegues al paraíso, no temas que yo te voy a guiar.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More