No Questions Asked – Sin preguntas

1

Oigan, por eso adoro ver How i Met Your Mother, porque de ahí me inspiro para vivir, una serie que temporada tras temporada arroja a mi mente y a mi estilo de vida más ideas extrañas que sin dudas voy a usar con mis amigos; filosofías de vida que me mantienen cuerda, ok, ya sé, copiar a una serie de televisión no sería algo muy ideal, pero cuando piensas en HIYM solo puedes reírte porque extraen de la vida real cosas para plasmarlas en la televisión:

Notas Relacionadas

Y acaban de estrenar un capítulo titulado “No Questions Asked” cuya traducción sería SIN PREGUNTAS, un capitulo bueno a secas, ok, lo admito no me hizo reír tanto como las buenas temporadas, pero el capítulo manejaba un concepto que me gustó mucho y es te pido un favor, pero no me hagas preguntas, NINGUNA, solo hazlo.

Te has puesto a pensar el montón de veces que has necesitado un comodín así, siempre se necesita la ayuda de los demás y más cuando la cagaste y la embarraste por todos lados olímpicamente. Cuando te equivocas siempre necesitas ayuda, ya sea para salir de una situación vergonzosa, ayuda para levantarte el ánimo o salir de un error catastrófico y siempre que estas en estos grandes paradigmas de la vida en donde ya casi tocaste fondo, necesitas recurrir a tus amigos, a esas personas locas y extrañas que te aceptaron como eres en su vida, que no te juzgan y siempre te apoyan, jajajajajajajajaja, bueno, si te juzgan pero lo hacen en buena onda y por supuesto se ríen de ti, pero también lo hacen en buena onda. Así que para evitar que te juzguen y se rían de ti, puedes usar el argumento HAZME EL FAVOR PERO SIN PREGUNTAS, SOLO HAZLO.

Este es el mejor comodín de la vida SIN PREGUNTAS, para que tus amigos hagan algo por ti, para que te saquen de un apuro y no tengas que dar explicaciones lógicas sobre tus ilógicos y absurdos comportamientos. Digo, tal vez te pase como a mí y termines llamándole a uno de tus buenos amigos para que te vaya a buscar al centro, atrás de la catedral, en un mar de gente, mientras te aferras a tu mochila y a tu celular, esperando que no te roben o secuestren disimulando tu cara de miedo extremo, para decirle a tu amigo que te rescate del centro “sin preguntas, solo ven por mi atrás de la catedral, vengo con una blusa verde”, jajajajajajaja, porque si no usaras el comodín sin preguntas, tendrías que explicar que quedaste atrapado en ese gentío siguiendo a tu crush que ni te pelaba y ni se acordaba que ibas en el grupo.

Por eso es maravillo el “sin preguntas” porque no tienes que dar explicaciones sobre tus bobos actos, y lo mejor de todo es que en algún punto de la vida cuando tus amigos hagan otra cosa igual de estúpida que tú, podrán recurrir al “hazme un favor sin preguntas, recuerda que me debes uno”.

Todos en la vida necesitamos que nos ayuden sin cuestionamientos, sin ser juzgados y por supuesto sin preguntas, solo necesitamos la ayuda.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More