No pienso participar en la piñata

0

No, no lo voy a hacer ni hoy, mucho menos mañana, ni nunca; y no, no estoy atentando contra el espíritu festivo de las posadas.

Ok ni loca o bajo el efecto de estupefacientes pienso participar en la piñata de la posada, no, no pienso exponer mi integridad física o emocional por una piñata que esta llena de fruta. Digo, una cosa es participar entre risas, brutales jaloneos, pisadas de tu tía gorda, niños infames que te arrebatan las cosas, hasta te muerden, en la actividad de romper una piñata de cartón que esta llena de dulces ricos, juguetes medio chafas y una que otra paleta de caramelo. Y otra cosa muy diferente es arriesgarse a perder algún miembro por participar en romper la piñata de barro de una posada, la cual esta llena de FRUTA, en serio, ¿fruta?, que clase de persona le quito la diversión a eso de romper la piñata poniéndole ¡FRUTA! en lugar de dulces, digo si quisiera comer frutas y verduras voy al refrigerador y agarro una manzana, no pensaría: ah quiero fruta tengo que ir a una posada y que me caiga en la cabeza una jícama de un kilo.

Notas Relacionadas

Seguro algo tuvo que ver el gobierno que quiere erradicar la obesidad infantil y pensó, vamos a ponerle en vez de dulces, golosinas, frituras y chatarra a las piñatas, llenémoslas con frutas y verduras, no verduras es un exceso, nadie quiere en su piñata una zanahoria, pero si quieren una rica guayaba y uno que otro cacahuate. Si llenemos las piñatas mexicanas de rica fruta de temporada.

Claro, todos los niños del mundo y yo queremos participar en la piñata, en la irrompible piñata de barro que tiene jícamas, cañas, guayabas y o sí, nada mejor que esperar bajo la piñata una lluvia de mandarinas aguadas y aplastadas, jícamas que te descalabran y cañas de azúcar rancias, si nada como pelear con la tía gorda que esta a tu lado por un montón de fruta aplastada YEAH, ES LO QUE ESPERE TODO EL AÑO.

En serio, fruta.

Digo, bien se podría sustituir la dulzura de la fruta, por azúcar química sintética y entenderíamos de la misma forma la representación simbólica que nos quieren enseñar.

Ah como recuerdo una vez hace muchos años cuando el esposo de Katya en una posada, cuando recién se rompía la piñata surgió de su garganta un grito de angustia y temor: CUIDADO, no se coman los pelones tienen plomo, y todos los niños asustados con cara de OMG, pero responde Cinthya con su característico cinismo, eso es en estados unidos, si Armando vive en los United, aquí en México no tienen plomo cómanselos, y todo mundo prosiguió a comer dulces, obvio yo a reír.

Ya saben, eso que nos quieren decir de forma didáctica con la tradicional piñata de siete picos que representa los 7 pecados capitales, cuyo relleno de fruta simboliza las dulces y bendiciones que uno recibe al romper, al quebrar los pecados que aterrorizan al mundo, también sabemos que eso de tener los ojos vendados significa la fe ciega y asimismo sabemos que el palo con el cual rompemos la piñata es la fortaleza y fuerza de dios. Si lo sabemos, y también sabemos que una posada es una tradición religiosa bonita, pero también puede ser divertida ¿no lo crean?, además la versión moderna mexicana de las posadas es de todo menos tradicional, creo que ya se corrompió su esencia y termino en una fiesta más, pero eso si, la piñata sigue con fruta, el ponche esta adulterado, nadie canta pidiendo posada y se agregó el fruit cake.

Si esta bien que hagamos perdurar las tradiciones y no perdamos de vista lo que representan, pero en serio ¿fruta?, podemos aprender de la misma forma con dulces, ¿no lo creen?

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More