No hay que ser inteligentes, hay que ser sabios

0

Todos en esta vida perseguimos un sueño, bueno, creo que perseguimos muchas cosas, algunas son ideas locas que se anidan en nuestra cabeza, pero sin importar lo tontas que son algunas ideas o mejor dicho anhelos, los perseguimos neciamente, supongo que hay cosas que nos llaman y dependiendo de nuestro karma, somos afines a ciertas circunstancias.

Pero sin importar cuan diferentes sean nuestras metas de vida, creo que hay una constante y todos queremos ser inteligentes, todos perseguimos ese cualidad humana de forma necia e insistente; claro, hay algunas personas que solo dicen de forma hueca y vacía. Una añoranza que solo se queda en un deseo efímero, “quiero ser inteligente”, y digo sueño efímero, porque para ser inteligente, hay que ser proactivos, hay que hacer algo, hay que trabajar en ello.

Notas Relacionadas

Supongo que hay sueños que tenemos bien anidados en la cabeza, como bajar de peso, ser inteligentes, aprender inglés; pero no hacemos nada para lograrlos, pero ahí siguen esperando el momento en el que tal vez, solo tal vez, hagamos algo para conseguirlos.

Aunque la pregunta, es porque necesitamos ser inteligentes, porque nuestra máxima aspiración intelectual es ser inteligente, como si el IQ determinará nuestra calidad de vida y lo más importante, nuestra calidad humana. Me pregunto, porque buscamos más la inteligencia, aunque sea meramente un sueño, porque nuestro mayor anhelo es ese, ser inteligente.

Tal vez tenga que ver con el hecho de que pensamos que las personas inteligentes son exitosas, son ricas y tienen todo aquello que necesitan; porque al ser inteligentes usan esa inteligencia a su favor.

Sin embargo, ¿Qué tan cierto es eso?

Que alguien me diga cuál es la relación entre felicidad, asertividad, éxito con la inteligencia, ¿acaso hay una relación?, o simplemente todos tenemos la percepción de que la inteligencia nos da todo eso que necesitamos en la vida, y la inteligencia llena nuestras necesidades afectivas, emocionales y de todo tipo, además de nuestras necesidades intelectuales.

Tal vez, solo tal vez, este mundo esta tan jodido, que pensamos que lo mejor que podemos poseer en esta vida es la inteligencia, tal vez, por eso las personas menos aptas intelectualmente hablando, todos ven como el máximo deseo de la vida, esa panacea que resolverá sus problemas, siendo simplemente inteligente.

Pero no hay que ser inteligentes, hay que ser sabios, porque no son sinónimos, no es lo mismo y si bien alguien sabio es propiamente inteligente, no todos los inteligentes son sabios.

Es mejor ser sabio que inteligente

Y ¿cuál es la diferencia?, bueno, diría yo, que es una diferencia como del día a la noche, porque repito, no son sinónimos; ser sabio es la posesión de la sabiduría, pero no en un sentido literal de posesión, es una conciencia de sabiduría que hace a las personas reflexionar sobre un hecho.

Confucio, uno de los máximos sabios de toda la historia, reflexiono sobre la adquisición de la sabiduría:

Hay tres formas de obtener sabiduría: primero, por reflexión, que es la forma más noble. Segundo, por imitación, que es la forma más fácil. Tercero, por experiencia, que es la forma más amarga.

La sabiduría es la capacidad que tiene una persona, no para ser feliz, sino para aceptar la vida tal y como es.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More