Morir por amor

2

Literal, hay personas que sufren tanto por culpa del amor, que piensan o se plantean de forma muy seria acabar con ese sufrimiento, acabar con ese dolor y angustia, morir por amor, de lo poético a lo literal; pero no creo que esa sea una muy buena idea, abandonar este mundo con todas sus pendejadas, por esa razón, al contrario, hay que armarse de fuerzas, coraje y valor, para seguir intentándolo, para aferrarse a ganar, o por lo menos intentarlo, porque si ya no hay esperanza de encontrar el amor, la esperanza de ser amado, entonces que nos queda, ¿qué?, bueno, en retrospectiva quedan muchas cosas, pero nunca las verás si solo te enfocas a ver lo negativo, porque hay muchos motivos para dejar de intentarlo, pero también hay muchas razones para seguir intentándolo, depende de ti y que lado quieres ver.

Pero te has puesto a pensar en la posibilidad de morir de amor, lo sé, para aquellos que no experimenten el amor en este momento, eso suena a una locura, una de esas cosas bien, pero bien locas, como para llevar a la persona que lo dijo al manicomio, ponerle una camisa de fuerza, cerrar con llave y arrojarla esa llave a un lago; porque si lo analizas, la simple idea de morir por amor suena muy neurótica, pero cuando estas enamorado/a, cuando experimentas esos locos sentimientos que nublan tu mente, te elevan al cielo y te hunden al infierno, cuando eso pasa, además de poético, la persona que experimenta ese estado, lo encuentra viable y factible.

Notas Relacionadas

Supongo que mucho de esto tiene que ver que las máximas historias de amor, son dramas épicos en los que sus protagonistas mueren, mueren por amor, y esa idea ya la hemos vanagloriado y aceptado como ideal, y si el amor es fuerte, entonces morir por amor, será una consecuencia lógica de ese sentimiento poderoso, algo deseable, algo para recordar.

Pero, tengo una duda, sabías que no todo lo que ves en la tele, el cine o lees en libros es cierto, ¿lo sabías?, pues bien cuando analizas de forma objetiva y sin el sentimiento, eso de morir por amor, suena como lo dije antes a una locura y mientras experimentas esa locura, será mejor que te encierres en un manicomio y tiren la llave, porque tú vida es valiosa, que tal si eres el John Connor de nuestra generación y nos salvarás de la rebelión de las máquinas, que tal si tu eres la Juana de Arco de nuestra época y nos vas a salvar, qué pasa entonces si te rindes por amor y desertas, no puedes hacerme eso, no me puedes dejar, no puedes abandonar a la humanidad, todavía no puedes irte, no es tu momento y si bien duele mucho cuando crees que has perdido al amor de tu vida, cuando ves las cosas en perspectiva y lo digo por experiencia, que te rompan el corazón será algo que experimentes muy seguido.

Me ha pasado y recientemente me rompieron épicamente el corazón, de esas veces que se me iba el aliento y trataba de respirar, para no sentirme como la angustia me agobiaba y sentía como me devora el espacio, a todos nos ha pasado, te lo juro, solo hay que buscar la forma correcta para sobrevivir a ese sentimiento y lo que yo hago es repetirme el estribillo de una vieja canción de The Sacados:

“Tranquila muchacha, susurro en mi oreja, no es el primer chico que te deja, te deja, te coge y puede hacer contigo lo que se le antoje”

Después de cantarme ese pedacito de esa canción, me siento más tranquila y olvido por un minuto ese sentimiento agobiante.

Así que morir por amor, no es una buena idea, repite conmigo, no será la primera persona que te rompa el corazón, y no por eso dejarás de intentarlo, sino te armaras de valor y coraje y lucharás para encontrar a esa persona especial, ah y claro, liberarnos de la rebelión de las máquinas.

Porque en esta vida nadie muere de amor, creeme, te pondrás mal, pasarás una semanas de mierda, algo así como un mes, y cada que te acuerdes de esa persona que te rompió el corazón, te sentirás como una gran pila de mierda, que nadie quiere, pero pasará, porque de amor nadie se muere.

Este post está dedicado a uno de mis lectores que la está pasando muy mal, pero lo superará, yo lo sé y ambos nos acordaremos de esto y diremos, “que oso, y pensar que me gustaba”

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More