Mis roomates

Convivir con otra persona es muy difícil, una eterna batalla donde se debe ceder para ganar algo y eso pasa en todos los niveles de convivencia, escuela, trabajo, amigos, etc. Siempre he pensado que es muy difícil llegar a un perfecto equilibrio de armonía en cualquier círculo. Ahora imagina la pesadilla de tratar de convivir con alguien de una forma muy cercana, durante todas las noches, parte de las mañanas y los fines de semana.

No es tarea fácil eso de tener roomates y sobrevivir con dignidad, en muchas ocasiones tendrás que recurrir a la guerra sucia para hacer ver que no se pueden meter contigo, por favor, no me van a negar que nunca han tenido que usar sabotaje en casa para que su compañero de vivienda entienda que tiene que respetar sus cosas, de hecho un depa se convierte en una nueva jungla, un hábitat donde la supervivencia y el control de las cosas depende del más fuerte, hábil e inteligente.

Y todo comienza por el afán de ahorrar dinero o más bien, vivir medio dignamente con servicios como teléfono, luz, gas, internet, y por supuesto comida, sí, sin comida no más uno no puede vivir. Como esta la vida tan cara eso de renta y demás servicios es un poco difícil para un soltero con salario mínimo, es más, deja eso, aunque ganas el doble del salario mínimo no se puede vivir solo, simplemente las matemáticas no dan, bueno, si solo aplicas la de tener un colchón y un departamento microscopio sin luz, quien necesita luz, ya sin luz para que quieres electrodomésticos o internet, quien necesita internet habiendo celulares con conexión y eso del gas es un lujo innecesario, nada más vigorizante que bañarse a las 5 am con agua helada, eso si hace que el día empiece de a diez. SARCASMO OFF!

Una vez que pasamos la etapa de la negación en la que decimos NO NECESITAR NADA, comprendemos que es de vital importancia tener un roomate que ayude con la mitad de los gastos, es más pensándolo bien mejor que sean dos más, dependiendo del número de habitaciones disponibles, entre más mejor. O eso pensabas antes de que se mudaran contigo y empezaran a marcar el territorio, a usar tus cosas y dejarlas tiradas, beber del envase de la leche, morder todo el pan dulce y regresarlo, estar pegados todo el día en la única computadora saturando el internet viendo videos, e inexplicablemente también están usando la televisión, el teléfono y el baño, ¿cómo lo hacen?, ¿cómo pueden estar en tantos lugares a la vez? Quien sabe pero sucede.

Todo en la maldita casa es de tu roomate o lo esta usando por que tu se lo prestaste, incluso tus mejores garras, ropa pues, esta en su cuarto tirada y sucia, el cambio que dejaste en la mesita de la entrada desapareció y por alguna extraña razón el refrigerador SIGUE VACIO WTF!

Ahí viene la guerra sucia y empiezas con las estrategias de divide y vencerás o mejor aun empiezas a destruir poco a poco tus cosas, jajajajajajaja.

Convivir con un roomate es muy difícil, a menos que cedas NUNCA LLEGAS A UN ACUERDO; se come tu comida, deja la casa hecha un desastre y pobre de ti si se te ocurre darle la plática sobre límites y respeto porque ya se quiere aventar por la ventana o peor aún aventar te a ti y a tus cosas por ella.

Es por eso que el otro día tuve una plática muy seria con mi roomate y le dije:

Mira Mamá, yo sé que es difícil convivir con nosotros pero debemos llegar a un acuerdo sobre las cosas de los demás, me gustaría que hablarás con tu hijito René y le pidas de favor que no use mi shampo, yo ya he intentado hablar con él pero parece ignorarme con los audífonos mientras ve internet, y no se hable de internet porque nunca me deja usarlo. Además aprovecho para decirte que mi Papá se molesto mucho porque alguien se comió sus galletas, ah olvídalo esa fui yo.

Yeshttps://elblogdeyes.com
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

More from author

4 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Related posts

Advertisment

Latest posts

Cuando una chica te dice que sí y luego te ignora

El viejo juego de hoy si, mañana no, pasado mañana quien sabe; una especie de escondidillas, acertijos o adivinanzas de amor, en el que...

No te enganches – Razones para dejar ir las cosas

Hubo un tiempo en el que la gran máxima de vida era “vive y deja vivir”, pero, hoy en día, en tiempos más modernos...

¿Cómo van los propósitos de año nuevo?

Ya ¿cumpliste alguno?, ya neta, dime si vas bien o solo te estás haciendo guaje y según los cálculos estas preparado o preparada para...
Apuestas Colombia