Mi regalo de cumpleaños

0

Comienza la cuenta regresiva para mi cumpleaños #31, una gran fecha que seguro pasara desapercibida como cada año, rayos. Pero como poder culpar al mundo, a mis amigos, al universo o hasta a mi familia, por dejar que mi cumpleaños pase desapercibido si ya es mi tradición desde que tengo 13, no hacer nada en mi cumpleaños, para celebrarlo de la manera más común del mundo: una comida familiar y un pastel, solo eso.

Ah, siempre será mi deseo más secreto y profundo, por cierto, celebrarlo de una manera más notoria o significativa; no sé si sea la edad y el hecho de querer trascender al tiempo y espacio, o sea, estoy chocheando, pero me gustaría tener una fiesta, de esas en las que uno invita personas, tienes un pastel, tienes comida, hay música y todos están bailando contentos y el cumpleañero, el cumpleañero es el alma de la fiesta. Rayos, siempre he querido una fiesta, ya sea sorpresa o de menos algo con gente, para hacer una reunión EPICA, pero pues como que no soy muy buena con la gente, jajajajajaja, supongo que por eso nunca he tenido una fiesta, pero algún día la tendré, sí, yo sé que alguna día la tendré.

Sin embargo lo he estado pensando mucho y no necesito una fiesta de cumpleaños para divertirme o festejar que paso un año más de mi vida, mmmm, los cumpleaños, aaahhhh, tras de sí esconden muchas cosas, no solo sorpresas o expectativas, los cumpleaños en un tiempo de la vida se ven hacía futuro, o tal vez depende de la forma en la que estás pensando, si ves tu cumpleaños como un año que viene o tal vez uno que se va; para atormentarte con todas esas cosas que no hiciste, tanto o más como las que sí hiciste.

Supongo que los cumpleaños es lo más cercano a la experiencia que uno vive en año nuevo, esa que promete revivir o encender tus viejas cenizas, como el Ave Fenix para resurgir de la nada.

Ay, los cumpleaños, nos ponen emotivos y por supuesto pensativos, ahorita es mi cumpleaños #31 y en cada víspera de mi cumpleaños indudablemente me pongo a pensar en mi vida, en mis logos y lo que yo pensaba que sería mi vida al cumplir esa edad. No sé porque pero cada que estoy en mi cumpleaños me imagino dónde estaré y quien seré el año que viene, y siempre espero lo mejor, ser muy diferente pero cada año siempre soy la misma, jajajajajaja, no es que me decepcione eso, pero uno piensa para sí tantas cosas que a veces no se logran.

Ok, tratare de explicarme mejor, y hablo de la víspera de mi cumpleaños pensando quien seré cuando tengo 32, seguramente seré una escritora/blogger conocida, tendré 5 mil visitantes diarios y podré vivir de mi trabajo escribiendo, jajajajajajaja, siempre es lo mismo, pero como todavía no logro vivir de escribir, entonces hago otras cosas en el proceso.
Espero no ser únicamente yo, la que ve pasar los años y seguir siendo la misma, una huraña, loca extraña que se la vive metida en sus letras.

Pero dejemos las cosas de reflexión que son inherentes de los cumpleaños, para hablar de la parte bonita, o sea los regalos y las felicitaciones; si bien muy seguramente no voy a celebrarlo con una gran fiesta, eso no los exime de felicitarme y por supuesto tenerme un regalo que me sorprenda.
Por eso les estoy avisando con un poco más de un mes de anticipación, para que marquen el día y no olviden tan importante fecha, el 11 de diciembre, porque ese día hace 31 años llego a este mundo la persona más loca y disfuncional que hayas conocido.

cumple yes

Así que vayan corriendo a su agenda del celular para que marquen ese día y obvio recuerden comprarme mi regalo de cumpleaños, porque no voy a aceptar que me digan te lo debo, ya me deben muchos de esta manera.

Para efectos prácticos aquí tengo mi wish list de lo que quiero para mi cumpleaños, ya sabes, por si estas sufriendo de estrés post-cumpleaños pensando y que carambas le compro a una blogger.
Originalmente sólo quería una cosa para mi cumpleaños, solo una, pero ya está más que confirmado que no la tendré, así que lo que yo quiero son:

  • media tonelada de flores
  • siete miradas distintas
  • quinientos besos de sabores
  • un collar de perlas amarillas
  • dos boletos para el cine
  • un disco de los rollin
  • un trozo de carbón que en menos de mil años será un bello diamante
  • un diente de tiburón
  • una piedra lunar
  • una foto de marte recién tomada
  • veinte poemas de amor
  • una canción desafinada
  • ciento cincuenta sueños dorados
  • un par de fantasías más terrenales
  • una bolsa de canicas
  • muchas felicidades
  • Y un pastel, un pastel.

Pero cualquier detalle de cumpleaños, creme que me alegrará mi día de muchas maneras.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More