Mi lado obscuro

6

Tengo que admitirlo y a veces ser una malvada me provoca placer, un placer indescriptible que me llena de satisfacción y de adrenalina.

De verdad que no lo entiendo, porqué portarse mal provoca tanta dicha y orgullo; muchas personas dicen que lo prohibido es lo que uno más desea, pero en que retorcida mente puede suceder eso, y digo SOLO UNA MENTE RETORCIDA puede producir endorfinas con las cosas prohibidas, sucias, malignas y perversas del mundo, generando una adicción continua hacía a ellas.

¡Esta es la primera vez que me descaro!, no, no lo creo siempre me ando balconeando, pero siempre me he dicho, mejor que me conozcan bien como realmente soy: una persona ignorante, inculta, descarada, sínica, molesta, irritante y ahora mala y pervertida, ehh, digo perversa. Es mejor que sepan bien lo que están comprando y así pueda decirles con descaro “te lo dije” cuando surja mi Mr. Hyde interno y me convierta en una cretina o la peor villana de novelas.

Y es que el malo de la historia o el villano es el que se divierte más, tampoco hablo de villanos épicos como Cruela Devil o la mala de Cuna de Lobos, yo hablo de villanos urbanos, que se divierten comportándose incorrectamente y haciendo más divertida la vida de los demás, porque a nadie le interesaría una historia bella y feliz sin vicisitudes, ese saborcito extra que le ponen los villanos a las historias que entretienen a los protagonistas y a los espectadores.

Definamos qué es un villano urbano ó antagonista, pues yo diría, (claro todo lo que leas aquí es producto de mi estúpida imaginación o mi cerebro descompuesto – A educarse a otro lado) que un villano urbano es la persona que desafía los moldes y convencionalismos sociales, aquella persona que va en contra de las normas de conducta y los códigos de ética establecidos en cualquier coto social o familiar, una persona que siempre va anteponer su entretenimiento, bienestar o placer ante cualquier otra necesidad, causa o persona en busca de un afán egoísta y puramente hedonista. ¿Oigan suena bien no? por lo menos divertido yo me apunto, ah, que ya estaba apuntada.

A las personas que siempre siguen paradigmas o los caminos establecidos que son los “buenos de la historia” se dan unas aburridas espantosas siguiendo las reglas, sino fuera por los villanos urbanos que en su afán de bienestar propio le ponen enjundia sin querer queriendo a la vida.

Ok les decía, yo como todos tengo mi lado obscuro, la diferencia entre tú y yo es que yo si lo admito, yo admito que disfruto haciendo una que otra maldad ingeniosa a los demás, claro tampoco voy robándole dulces a los niños, aventando viejitas, pegando chicles en el cabello, eso amigos es de mal gusto y de una persona maligna, yo simplemente soy egoísta 😀 que es muy diferente.

Todos tenemos un lado obscuro, un lado retorcido que nos hace comportarnos diferentes, en mi caso son muchísimas las patologías detrás de mi lado obscuro: persona narcisista, ególatra, obsesiva compulsiva, infantil, masoquista, pervertida, etc.

Ciertamente disfruto muchísimo mi lado obscuro, yo estoy en lado obscuro de la fuerza y me encanta hacer rabiar a las personas, me gusta ponerme de necia, ay, creo que soy una persona muy distorsionada, pero quien no lo es.

Admítelo y sal del closet, tú también eres un malvado.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More