Menos mal que no se escucha lo que pienso

0

Cuántas veces no te has encontrado con memes o frases graciosas y ocurrentes que hablan de una cosa, la gran fortuna de que tus pensamientos no se escuchan, que sean de carácter privados y que nadie puede leerte la mente, gracias a dios.
Y menos mal que no se escucha lo que piensas, porque de lo contrario tal vez terminarías en la cárcel, tachado de loco, extremista, enfermo, desgraciado, ¿ya dije loco?, en serio, menos mal que no se escucha lo que pienso, para mi fortuna.

Porque cada que pienso la cantidad de veces que me salve, porque mis pensamientos son privados, solo puedo sentirme tranquila; ahora el problema está cuando pienso en voz alta, ahí si ni como salvarme y lo que podía ser una más de mis locas ideas, esas que nadie se entera que pasan, cuando por error se me salen y las digo en voz alta no me queda más que tratar de componerla y arreglar eso que dije, que no debía decir.

Notas Relacionadas

Bien, se dice que nosotros somos lo que pensamos, y es cierto, muy, muy cierto, pero con los pensamientos pasan cosas extrañas y si de entrada vemos algo y nos genera una reacción o pensamiento, hay que entender que ese pensamiento no te define, sino los pensamientos posteriores, es lo que sigue a esas ideas extremistas lo que nos hacen y forjan nuestra personalidad.

Ahora, habría que ponerle más atención a esos pensamientos, y son esos primeros pensamientos, los que normalmente no nos gustaría que nadie más escuchara, nunca jamas en la vida por ningún motivo, porque si los escucharán, tendrías que matarlo.

Ok, ok, ok, por burradas como esa y pensar en voz alta sin filtrar nada, es que me da gusto que no se escucha lo que pienso, realmente no mataría a nadie por escuchar mis pensamientos, ¿oh si?

Aunque bueno, también debo confesar que ahora, que se supone soy más sensata, más precavida y más juiciosa, ahora es cuando más me cuesta decir las cosas, esas cosas que se deberían decir, y normalmente por eso, me queda callada muchas cosas, esas cosas que no se deberían callar.

Pero lo gracioso de todo esto, es que debería encontrar el equilibrio entre decir lo que se tiene que decir y callar lo que no se puede decir, sin embargo menos mal que no se escucha lo que pienso.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More