Media hora antes

1

Se han fijado que todos los eventos sociales son programados o mejor dicho son hechos para citar a las personas media hora antes, se han fijado que todos los eventos sociales vienen con una hora de inicio marcado a la media de la hora; es decir, cualquier bautizo, boda, XV años, primera comunión, cena, reunión o lo que sea está marcada a la media, ya saben para calcular un cómodo retrasó de 20 minutos por parte de los asistentes.

Supongo que así y con este tipo de previsiones todos deberían llegar a tiempo para poder seguir el plan de las actividades, pero no entiendo porque es ya una práctica social aceptada y establecida el tener ese colchón de tiempo para cualquier imprevisto, que acaso citar a las persona media hora antes de cualquier cosa no es un indicio de esperar lo peor de los demás y tolerarlo, ¿acaso esa no es la lectura?

Notas Relacionadas

¡Ya Voy!

Accidentes por la mañana

Mi lugar favorito en el cine

Solicitudes extrañas

Tal vez piensas que exagero y ya es protocolo eso de citar, por ejemplo a las 12:30 del día a los invitados, ellos saben, tú sabes, todos sabemos que realmente la boda o lo que sea, comenzara a la 1pm, pero así todos tienen tiempo de llegar, ponerse cómodos, estacionar el coche, sacudirse la pereza y esperar unos minutos a que comience todo, digo, es mejor que ellos esperen a que uno espere, creo yo que esa es la lógica de citar a todos 30 minutos antes.

Pero qué pasa cuando eres puntual y tu si tomas tus precauciones y si dice 12:30 del día, tú llegas 12:20pm, ya sabes, por eso de respetar el tiempo de los demás, ¿qué pasa?, pues te das cuenta que el tiempo es lo que menos se respeta en este mundo y que eres muy extraño/a porque todo mundo sabe que si dice 8:30 am, mínimo el desayuno comienza a las 9:15, mínimo, todos lo saben menos los que son puntuales.

Ah, de haber sabido esa regla tácita de la vida o protocolo social, y no hubiera corrido tantas veces para alcanzar el vagón del metro y más bien la calma hubiera sido mi compañía del día, porque si hubiera sabido que tenía un cómodo colchón de media hora, no me hubieran hecho esperar; pero eso lo sé ahora.
Me tomo algunos años entenderlo pero por fin lo comprendí, es mejor llegar tarde que llegar temprano, jajajaja, esperen esta moraleja o aprendizaje de la vida me resulta algo extraña y paradójica, como salido de la dimensión desconocida directo a nuestra realidad.

Es más, ya es tan obvio esto de saber que las citas se hacen con media hora de anticipación que incluso cuando hay un evento, del tipo que sea, social, corporativo, recreativo, tu sabes que puedes llegar media hora después y apenas las cosas están comenzando. Ahora me pregunto porque esta regla de tener 30 minutos de colchón no aplica también para la escuela, el trabajo y las clases de mi gym, digo, eso me confunde por lo menos a mí, algunas cosas se hacen de manera rigurosa y estricta, mientras que otras práctica son súper laxas, ¿por qué ciertas cosas si y otras no?, ¿por qué?

Aunque bueno tampoco voy a llorar o hacer huelga, pero ciertamente es interesante descubrir cuando puedes llegar tarde y cuando no, por lo menos es un buen análisis.

Cuando está bien y cuando está mal

Está bien llegar media hora después a una reunión social, es más, entre más tarde llegues mejor, pero está mal llegar 45 minutos tarde al trabajo y dependiendo del tipo de regimiento diabólico que impere en tu trabajo te pueden regañar, descontar el día o regresarte a tu casa.

A mí nunca me ha pasado que me regresen a casa, pero se imaginan, o sea, ¿qué dices en tu casa?, acaso con cara de bobo/a sonríes y dices “me regresaron, jajajaja”, podríamos culpar al despertador, también a esos desvelos crónicos en la computadora o podríamos decir que pensábamos que estábamos citados media hora antes, como en una boda.

Está bien llegar media hora tarde a un evento social, siempre y cuando lleves regalo y estés bien vestido, no hay ningún problema llegar a la mitad de la reunión, pero está mal dejar a tu peor es nada esperando por 25 minutos en un lugar.

Está bien decir “ya voy en camino”, cuando ni siquiera te has levantado de la cama para algún evento en la escuela o en el trabajo, pero está mal decirle a tu mejor amigo “ya voy” cuando no piensas llegar en una hora.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More