Me pegue por tu culpa

0

Que fácil culpar a otros por nuestra estupidez, de verdad, neta que fácil.
Me pegue por tu culpa
Ok, lo admito, también lo he hecho y es que es realmente muy simple y fácil culpar a los demás de nuestras desgracias. Así es, una práctica que extendemos no solo a golpes accidentales en casa, sino a cualquier penuria, problema o a desventura que experimentemos siempre tendemos a culpar a alguien más por ella, sin importar que sea absurdo, ya que en nuestra mente cuando buscamos culpables para nuestras desdichas, obvio que tiene que ser culpa de los demás y nunca serás tú el culpable de tu propio sufrimiento.

No sé si sea la mente quien tergiversa las cosas y enrosca las ideas, pero cuando estamos analizando una situación, lo que hacemos por instinto es culpar a alguien más, aunque esa persona no haya tenido nada que ver, en nuestra mente es su culpa porque sabía que nos iba a ir mal y aun así no nos dijo nada, o tal vez si nos dijo algo así que fue su culpa por echar la sal.

Notas Relacionadas

En esta casa no hay intimidad

Balconeando gente

Brújulas

Ahora que analizo todo eso de la búsqueda de culpables de cualquiera de mis desgracias, solo puedo culpar a una persona y es a mí misma, pero normalmente cuando estamos experimentando una caída, es un reflejo natural eso de buscar culpables externos.

De hecho en cosas tan básicas como accidentarte en casa, siempre terminan siendo culpa de aquel que estaba cerca de ti, y yo también lo he hecho, no estoy negándolo, he culpado a muchas personas de mi propia estupidez; pero cuando te descubres haciéndolo muy seguido, solo puedes argumentar que eres torpe, inocente y tenías buenas intenciones.

Supongo que todo se centra en que soy torpe y descuidada por eso termino rompiendo la vajilla y cristalería de la casa, sin olvidar mencionar que a veces incluso tiro los platos o las ollas con mi comida dentro, creo que lo hago tan seguido que incluso cuando no estoy cerca de la cocina, cuando estoy súper tranquila en mi computadora escribiendo y algo mágicamente se cae en la cocina, inmediatamente se asume que fui yo, no sé, tal vez ya sea telepata y tenga poderes de telekinesis, eso o todos creen que deje mal puesto algo.

Bien, yo tiro todo siempre, y a veces sin ayuda de nadie, pero resulta que cuando tengo cerca a alguien, siento una necesidad extraña de apresurarme y me vuelvo más descuidada de lo que ya soy, así que si tiro algo, definitivamente es la culpa de alguien más, lo cual expreso en voz alta y con una voz de “a mí no me culpan por ese plato roto, aunque se haya caído de mi mano, fue tu culpa por pasar junto a mi”

Lo sé, ahora que lo digo en voz alta suena estúpido, culpar a alguien más de mi descuido, incluso cuando no es posible hacerlo. Pero vamos admítelo tu también y recordarás todas aquellas veces que te has pegado en el dedito del pie, golpeado tu codo, o dado un cabezazo por culpa de alguien más, alguien que ni siquiera estaba cerca y cuyo único crimen era hacer ruidos con la boca o presionarte para que te quitaras del paso, en esencia esa persona no tuvo la culpa y si hubiera una cámara, podrías constatarlo y más bien fue tu descuido, pero psicológicamente es su culpa.

Porque cuando te das un chingadazo en el codo, porque alguien estaba atrás de ti, lo único viable es insultarle y culparle porque por su culpa hiciste una estupidez y ahora estas sufriendo; es igual que cuando sufres de amor y el culpable de ello es un idiota o una idiota que te lastimo sin importarle.

A lo mejor la cosa no sería me pegue por tu culpa, sino más bien por tu culpa me pegue.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More