Me mordió un vampiro

1

Te imaginas que loco debe estar el mundo, para que las personas puedan afirmar con vehemencia: me mordió un vampiro, como si esa loca posibilidad ahora fuera una posibilidad real, quitándole lo loco, y solo dejando lo real, como factible, te imaginas el mundo loco en el que vivimos en el que eso pasa, te lo imaginas. MMMMMM, bueno, la ventaja que tienes es que ya no lo tienes que imaginar y solo tienes que vivir en este mundo, uno loco que poco a poco fue creyendo lo imaginario como real.

Bien, si a mí me contará alguien eso de una mordedura de vampiro, puf, me votaría de risa, bueno, por lo menos interiormente me reiría de la persona que afirma ser mordida por esa mítica y legendaria criatura, los vampiros, esos seres demoniacos del folclore europeo que se alimentaban de sangre. Personajes que pasaron de ser leyendas o folclore, para ser inclusive un estatus, en el que muchas personas afirman ser vampiros, REAL Y LITERAL, vampiros. Ahora, lo interesante es que para poder ser un vampiro, tienes que ser mordido por uno; pero hasta dónde yo sabía no existían, pero ahora, los vampiros están por doquier, y no solo es el cine hablándonos de la posibilidad de que estos seres vivan entre nosotros hoy en día, en la oscuridad de la noche, noooooo, ahora las personas “cuerdas” afirman que los vampiros están entre nosotros, alimentándose de nosotros y rodeándonos.

Seguro esa locura suena a que alguien fumo de la verde o se intoxico con alguna sustancia, digo, creer de forma realista, que los vampiros puedan existir, suena muy infantil, muy loco y tal vez de alguien con alguna enfermedad mental como neurosis o algo así de grave y extremo.
Pero piénsalo y en la actualidad utilizamos el término vampiro, para tantas cosas, que en un sentido metafórico, ellos existen y están entre nosotros.

De hecho es muy común usar el término vampiro energético, y hay mucha información, desde la seria hasta la charlatanería para explicarnos que son los vampiros energéticos, que hacen y como detectarlos.

Ahora los vampiros energéticos o también conocidos como vampiros psíquicos, es un término que se ha utilizado para hablar de las personas que chupan la energía vital de otras personas; y bien, no hay nada científico detrás de estos hechos, pero por lo general se llama vampiro energético a las personas egoístas, negativas que después de estar un rato con ellas te hacen sentir cansado/a, molesto/a y tal vez triste. Y es que se atribuye a esos vampiros energéticos, el robo de tu energía vital o entusiasmo.

Pero bien, más que vampiros energéticos chupando tu energía, esas son personas negativas que impregnan a todos con su negativismo; bien, yo no diría como tal que es un vampiro, pero ya ves, ahora salen con cada cosa, tantas nuevas locuras, que ahora puedes decir que un vampiro energético te chupo la vida. Aunque bueno, también sería más interesante en vez de culpar a los vampiros de que se te haya ido la vida, tal vez sería más interesante analizar qué fue lo que hiciste para retenerla.

Así que por más extraño que suene, si es posible, que un vampiro chupe a una persona, por lo menos su energía; pero eso de que te haya mordido un vampiro, eso es como decir que el chupacabras se comió a tu cabra, para empezar tendrías que tener una cabra, para luego culpar al chupacabras.

Así que me mordió un vampiro, por favor, eso mándenlo a las estupideces de Yahoo Respuestas

me mordio un vampiro 01

Eso hubiera pensado si yo no tuviera dos piquetes, que para mí eran solo piquetes, pero con algo de imaginación y exceso de tiempo, pude ver como los colmillos, que quedaron en mi tobillo.
Ahora, se me hace raro que un vampiro muerda un tobillo, pero suena lógico, no quería dejarme marcas para evitarme problemas en el trabajo y que la gente pensará que estoy contaminada, así que mejor morderme en un lugar poco visible.

me mordio un vampiro

Aunque bueno, primeramente pensé que me había picado un insecto, pero por cómo se puso esa herida y comenzó a tomar un color morado, y saltarse las venas, deje de pensar que había sido una araña o algo ponzoñoso y empecé a pensar tal vez fue un vampiro, me mordió un vampiro con un fetiche de pies.

Que por cierto, ya que estamos pensando que toda clase de teorías locas es posible, tal vez tenga pulgas, digo, también suena lógico en ese mundo dónde un vampiro me mordió.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More