Masajes eróticos

24

Muchas parejas usan los Masajes eróticos como un recurso tan sensual y erótico para empezar las provocaciones, los juegos, las caricias y la sensualidad, pero realmente se requiere talento y atención para hacer que la temperatura corporal aumente de nivel y surja el deseo sexual. Y es que los masajes tienen su chiste y requieren talento o por lo menos preparación y saber lo que estás haciendo; no se trata de solo tocar por tocar o acariciar la piel de tu pareja solo por hacerlo, que claro, también las caricias y la carga erótica que esto tiene son muy poderosas.

Pero normalmente los masajes comienzan el preámbulo del acto sexual, muchas veces puede ser que un simple e inocente masaje para romper el stress o aliviar al cuerpo termine en una experiencia sexual muy placentera. Se han fijado cuantos masajes de cuellos o piernas terminan en sexo, no creo que sea coincidencia que el contacto íntimo que ofrecen los masajes despierten el deseo en la otra persona.

Un simple masaje puede despertar la pasión en ambas personas; pero si realmente te preocupa llevar el masaje al nivel erótico requiere que pongas atención a ciertos detalles y tengas una preparación previa para conocer las zonas erógenas o conocer los tips que lleven a otro nivel esta experiencia.

Preparativos:

Nada como preparar el ambiente con música relajante, luces tenues, aromas delicados y la candidez de las velas para poner el ambiente en tono.
Ten a la mano lociones y aceites que permitan disfrutar de esta experiencia, es recomendable que lo hagan en su cama y teniendo en cuenta que las cosas se van a manchar 😀

Pídele a tu pareja que se desnude y hazlo mismo, este acto de desprenderse de la ropa puede ser muy excitante, en el que la delicadeza y las pausas pueden subir tu calentura.

Pídele a tu pareja que se recueste y comienza masajeando suavemente sus pies, te cuidado, para que no la lastimes, solo estas relajando sus músculo, rosa ligeramente su piel con tus dedos en movimientos circulares alrededor de sus huesos, continua así hasta llegar a sus glúteos, en esa área existe una zona muy sensible al tacto en la zona interior de los muslos e inclusive la ingle, estas zonas son muy sensibles al contacto, podrías usar objetos con texturas que aporten frio o calor, y continua con los glúteos, apriétalos suavemente.

Al llegar a la espalda apóyate con tus dos manos, se cuidadosa o cuidadoso para no recargarte o usar mucha presión y comienza a masajear su espalda, inclusive podrías usar tu lengua, seguramente no lo espera y le agrade que hagas esto, usa todos los recursos a tu alcance como plumas, aceites u otro tipo de objetos, es más, las mujeres pueden usar su cabello para estimular áreas como la espalda o el cuello.

Continua hasta llegar al cuello y la cabeza, el cuero cabelludo tiene muchas zonas sensibles así que masaje con movimientos circulares.

Continúa y pídele a tu pareja que se dé vuelta y puedes para comenzar el juego, ya que este de frente a ti deja un poco de lado el masaje y concéntrate a sus zonas erógenas como su pecho, los pezones, el cuello para acariciarlos o besarlos gentilmente y mientras haces esto usa tu imaginación, talento y con tus manos o tu mano libre dirígete a sus genitales y acarícialos para hacer que el nivel del deseo aumente.

Una de las zonas más erógenas del cuerpo son el cuello y los hombros, pero en todo esto se vale la improvisación teniendo en cuenta estos detalles. Como sabes los genitales son las zonas de mayor placer, así como el ombligo, el abdomen y el monte de venus, se delicado y gentil y busca aumentar la pasión en función de este tipo de técnicas.

Mucha suerte y espero que tu mujer o tu hombre disfrute mucho de tus masajes eróticos.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More