Malas costumbres con el email

5

Dios creo al hombre, y el hombre un buen día decidió inventar el correo electrónico que nos hizo la vida más fácil a todos.

Yo ya no recuerdo los días en los que se acostumbraba enviar cartas, seguramente es un recuerdo suprimido por lo horrible que era esperar, esperar y esperar a que llegarán unas hojas de papel llenas de letritas mal hechas que no se podían leer ni con lupa.

Seguro existe todavía quien adore enviar cartas por qué disque “es más humano, más autentico, con más feeling” pero esto tarda una mugrosa semana y encima te cobran.
Quien en su sano juicio esperaría una respuesta más de una semana, pudiendo mensajear por cel, mail o msn, ¿QUIEN? Ni mi abuelita, ahora me pide que le ayude con su mail.

Para variar me estoy saliendo por la tangente.

Ahora que tenemos los benditos mails, mandar y recibir información es cosa de segundos, inclusive estando en la calle hay quien lleva su blackberry o iPhone e inmediatamente recibe nuestros mails y de inmediato los contesta.

De verdad, yo ahora no vivo sin mi mail y anexas redes sociales se me hizo mala maña abrir cada 5 minutos facebook, como si eso cambiara el status de alguien y maniáticamente doy refresh tan seguido, como si el mundo se me fuera en ello. Y es que tengo amigos como el Chris que solo los contacto por el Face y los pesco cada mil años, entonces hay que desarrollar cierto frenesí compulsivo de dar clicks.

Pero no creo ser solo yo la que ha desarrollado extrañas patologías, ciertas manías y comportamientos extraños que solo se conciben en el mundo del ciberespacio. (Eso me recuerda que tengo que enviarle un PDF a Chava de nutrición, aguántenme dos seg).

Existen demasiados comportamientos erráticos alrededor de este tema:

1. Ahora tenemos que revisar nuestro mail cada 5 minutos.
¿Porqué?, Acaso en 5 minutos alguien puedo habernos escrito un asunto de vida o muerte que es de vital importancia ser consultado inmediatamente, acaso nos perderemos de algún mail chistoso o porno que nos envío un amigo ocioso que tiene ser visto inmediatamente.

2. Tenemos más de 5 cuentas de correo electrónico.
Por si tres cuentas de mail no fueran suficientes, ahora tenemos la imperiosa necesidad de tener 5 y revisarlas constantemente, esta la de la chamba, la de Hotmail, la de Gmail, la de yahoo y la de nuestro proveedor de internet, obviamente hacemos una clasificación de a quien le vamos a dar que cuenta, porque obviamente tenemos nuestras cuentas preferidas y esas solo le las damos a los meros cuates.

3. Las mugrosas cadenas.
Estos molestos mails, realmente merecen un capitulo a parte, porque a todos nos molestan, pero inmediatamente nos llega una amenazándonos de mala suerte o pena de amores e inmediatamente las enviamos no solo a 20, si no a todos nuestros contactos. Llenando el correo de los demás con pura basura melodramática y cursi.

4. El porno-mail.
Se dice que el internet es para porno, poco a poco este hecho a pasado a ser un simple rumor, ya que el internet lo usamos para miles de cosas, navegar, comprar, consultar bancos, pagos en línea, estudiar, comunicarnos, en fin. Pero siguen estando los amigos morbosos que no importa tu género y te envían porno vulgar y corriente JAJAJAJA, YO LA BORRO.

5. Mi EXTRAÑO comportamiento favorito es el de medio leer los mails.
Es lo que yo hago siempre, cada que me llega un mail si es más largo de dos párrafos y no es interesante, leo las primeras palabras del primer párrafo y las ultimas letras del ultimo, ni siquiera leo el titulo ME DA UNA FLOJERA; por más que intento leer todo el mail termino por medio leer las cosas, este problema aparentemente insignificante trae graves consecuencias, ya que luego te preguntan y como viste tal asunto que te consulte en el mail y dices “OOO, si muy bien, estoy de acuerdo” y resulta ser algo en lo que no debías estar de acuerdo.

En fin si sumásemos todos los tiempos que perdemos con nuestro mail, nos sorprendería lo improductivos que podemos ser a lo largo del día.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More