Los milagros existen

0

¿No me creen?, solo vean esta foto con mucha atención, pero realmente fíjense en todos los elementos que se encuentran en esta imagen, y no se distraigan con el primer cartel, así que busquen con atención, para encontrarse con mensajes, esas pistas que el universo nos manda y solo los que ponemos atención descubrimos.

¿Si encontrarón la prueba de que los milagros existen?, ¿lo hicieron?, mmmmmmmm, ok, para quellos que sigan intentando descubrir el milagro que yo me encontre el otro día que iba por la calle, aquí se los pongo, nuevamente.

Lo ven, los milagros existen y hasta dan cursos, supongo que este es uno de esos mensajes que el universo manda, para recordarte que las cosas maravillosas todavía existen, para darle sentido a nuestra existencia, solo tienes que buscarlos en todas esas cosas que te rodean, en las cosas que suceden, en las personas que conoces; porque los milagros están por todos lados, en forma de sutiles mensajes o incluso como letreros.

Supongo que si estas pidiéndole a la vida una respuesta y le exiges que te responda, encontrarte con esa manta, es una clara respuesta de que algo está pasando, que un milagro se está cocinando para ti; pero en mi caso yo no estaba pidiendo respuestas o pruebas de nada, no, yo iba en la baba como siempre, pensando en la inmortalidad del cangrejo, pensando en todas esas ideas que tengo que contar, en todos esos proyectos que tengo que hacer, en todas las metas que quiero lograr, en todas las personas que quiero conocer y en más precisamente en la mejor forma para conquistar al mundo, pero en una buena manera, cuando entonces y como un imán atrayendo un metal, esa manta que seguramente fue colocada para vender algo, llamo poderosamente mi atención.

A pesar de que no tengo vista de águila, mis ojos se dirigieron automáticamente a ese letrero que ya se ha mimetizado con el ambiente, un mensaje impactante al cual nadie le pone atención, porque todos saben que los milagros no existen, porque todos saben que seguramente es alguien explotando la ilusión para vender algo, en este caso un milagro.
Si bien mi curiosidad es mucha para llamar y preguntar ¿Qué es “un curso de milagros”?, creo que prefiero quedarme con la duda inocente de lo que es, prefiero pensar únicamente que es un mensaje del cosmos, un mensaje en el que utilizo a alguien más para recordarme que los milagros existen, están en curso y están esperándonos.

Realmente no planeo tomar ese curso, pero gracias a esa lona que por alguna extraña coincidencia llamo mi atención, en el momento preciso, en el lugar preciso, pude recordar un día cualquiera que los milagros no se han extinto.

Se imaginan, fueron 5 segundos mientras me detuve en el alto, cuando el coche se paró, 5 segundos y yo mire en la dirección correcta, como una fuerza sobrenatural a la cual no me podía resistir; una fuerza que únicamente sembró en mí una idea o mejor dicho me recordó algo que yo ya sabía.

Ahora si tu estas en busca de tu milagro, una que sea inconfundible, te recuerdo que tienes que poner atención y tu milagro se manifestará próximamente pero por lo pronto el mensaje te envía pequeños avisos, como si fueran trailers de películas, de que aquello que pedías se está acercando rápidamente.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More