Los ingresos del juego en España descienden por la caída de las apuestas deportivas

Según un estudio publicado por BeTragaperras, en el primer trimestre del año, los ingresos del juego en España descendieron respecto al nivel del trimestre anterior. El juego de casino se mantuvo en el periodo, pero se prestó menos atención a las apuestas deportivas.

La Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), organismo regulador del juego en España, ha informado de que los ingresos por este concepto cayeron un 14,8% en el primer trimestre. Como resultado, los ingresos brutos totales del juego (GGR) fueron de 204,4 millones de euros (215,17 millones de dólares).

Esta cifra representa un aumento del 16,25% respecto al trimestre anterior. Pero, al mismo tiempo, también supone un descenso del 14,83% respecto al mismo trimestre de 2021.

Suben las apuestas, bajan las ganancias

El mercado registró 7.410 millones de euros (7.800 millones de dólares) apostados, lo que supone un aumento interanual del 5,3%. Esto fue el resultado de 769,8 millones de euros (810,6 millones de dólares) adicionales en depósitos en el periodo, un aumento del 7,1% respecto al trimestre anterior.

En el segmento de casinos, se produjo un crecimiento del 3,26% en comparación con el cuarto trimestre de 2021, y una tasa de variación anual positiva del 11,52%. A partir de unas apuestas de 3.720 millones de euros (3.900 millones de dólares), los juegos de casino generaron unos ingresos de 111 millones de euros (116,86 millones de dólares), lo que supone un aumento interanual del 11,5%.

Dos factores principales sesgaron las cifras. En primer lugar, los ingresos de las máquinas tragaperras online fueron de 64,9 millones de euros (68,3 millones de dólares, un aumento interanual del 1,2%. Sin embargo, la actividad de la ruleta perdió un 5,2%, cerrando en 34,3 millones de euros (36,11 millones de dólares).

El póquer dio en el primer trimestre del año un incremento del 19% respecto al trimestre anterior. Al mismo tiempo, supuso un descenso del 2% en comparación con el mismo trimestre del año anterior. En consecuencia, el póquer de torneos aumentó, con una tasa de variación trimestral del 26,75%, lo que supuso una caída anual negativa del 9,5%.

El segmento de las apuestas deportivas ha experimentado una gran fluctuación en el último año. Su tasa de variación trimestral es del 49,07%, pero también representa un descenso interanual del 40,9%. Las apuestas deportivas aumentaron un 10,6% interanual hasta los 3.060 millones de euros (3.220 millones de dólares), mientras que los ingresos fueron de 65,2 millones de euros (68,6 millones de dólares).

Los vendedores afiliados ganan dinero

Las nuevas restricciones publicitarias de España hicieron que los presupuestos de marketing directo cayeran en picado. Sin embargo, los operadores encontraron una forma de sortear las restricciones.

El importe se redujo un 27,7% interanual. La prohibición de las asociaciones deportivas redujo efectivamente el gasto en patrocinio, que pasó de 9,4 millones de euros (9,9 millones de dólares) a 632.784 euros (666.384 dólares). Sin embargo, el marketing de afiliación experimentó un aumento del 84% del gasto, hasta los 22,7 millones de euros (23,9 millones de dólares), debido a las nuevas restricciones.

El Ministerio de Consumo español impuso en noviembre restricciones que limitaban la publicidad de juegos de azar a la franja horaria comprendida entre la 1 y las 5 de la madrugada. Junto con la Asociación de Medios de Información (AMI), la asociación de iGaming JDigital presentó un recurso contra la medida. Argumentan que el real decreto es inválido sin la aprobación constitucional.

JDigital informó de que sigue adelante con su recurso contra el real decreto. Esto se produce cuando el Tribunal Supremo de España dictaminó que el recurso debía someterse a una revisión constitucional.

Más investigaciones sobre los daños del juego

Los estudios han demostrado que en España hay un segmento relativamente pequeño de la población que entra en la categoría de ludopatía. Es sólo alrededor del 4%, lo que indica que el país tiene un buen control de su industria del juego. Sin embargo, se quiere mirar más de cerca.

La semana pasada, el Ministerio de Consumo puso en marcha un plan que anunció a principios de año. Destinará un millón de euros a subvenciones para el desarrollo de actividades de investigación relacionadas con la prevención de posibles trastornos del juego, efectos derivados y riesgos asociados a esta actividad legal.

Los beneficiarios podrán ser centros públicos y centros de investigación privados, así como entidades sin ánimo de lucro que realicen investigaciones sobre la industria del juego. Además, pueden participar entidades que colaboren con los centros de investigación y cuyos órganos de gobierno no estén incluidos por los operadores que organizan o realizan el juego. El Ministerio está admitiendo ahora solicitudes para su consideración en el programa. Las entidades tienen otras tres semanas para pr

Salir de la versión móvil