Los estilos de la gente de la calle

2

Los defeños somos trendys y se puede ver por estas cosmopolitas calles todo tipo de looks, atuendos y estilos, desde los rock star en short y lentes oscuros al alba, gente normal, Geeks, hipster, pervers, ñores que parecen salidos de los sesentas, señoras gordas fodongas en pans que no les quedan, chicas en atuendos súper escotados, sin olvidar a los ñoños y por supuesto al último pero no por eso menos importantes a los fodongos, o sea yo.

Lo juro, yo cuando voy al gym por la tarde en punto siempre de las seis, que es el horario en el cual me topo con todos los que regresan a casa, mientras ellos vienen yo voy, y a esas horas es cuando el glamour con el que se arreglaron por la mañana ya está perdido y todos lucen como arañas fumigadas, sudadas, hartas y cansadas; en el caso de las mujeres es un poco más feo porque el maquillaje anda medio corrido, súper despeinadas y a esas horas las que andan en tacón ya caminan como gallinas desplumadas, neta, las mujeres sufrimos en tacones, yo normalmente lo reciento a los 5 minutos y parece que camino a propósito muy gracioso, y es que eso de usar tacones es un arte, uno que involucra el autocontrol corporal y olvidarte del dolor, el dolor es mental, pero yo cada que me pongo tacones termino con la fuerte noción de que el dolor si es real, me punzan los pies y me arden las plantas de los mismos. La verdad hay que aplaudirles a todas las mujeres que para verse bonitas andan en tacones en el trabajo, viajando en el metro, subiendo escaleras o en el micro, neta un aplauso porque eso es de lo más horrible. Ciertamente la belleza requiere sacrificio, mucho esfuerzo y dedicación, desde una alimentación adecuada, ejercicio a largas sesiones diarias de hojalatería y maquillaje; yo por eso siempre ando fodonga y más si se trata de ir al gym, nada mejor que mis tenis para correr un pans súper gigante y por súper gigante quiero decir 3 tallas más grandes con una sudadera igual de grande para ocultar tras ella mi ropa de gimnasio, que normalmente es más descarada. Pero es que en la calle no quiero ese tipo de atención, mmmm, no.

Los estilos de la gente de la calle
Y seguramente como yo muchas personas que están bajo el estilo fodongo tienen argumentos de este tipo; pero veamos que dice la personalidad de estas gentes que transitan por la calle, qué, acaso es un estilo único o es parte de un colectivo:

Fodongos: personas relacionadas completamente con su seguridad, si bien sus ropas parecerán exageradamente descuidas y como si no les importará lo que piensa el mundo de ellos, en realidad eso hacen, un look extremadamente pensado para proyectar seguridad casual sin pensarse.

Roqueros en shorts: Normalmente estas personas se sienten muy confiadas y seguras de su apariencia, tanto que se dan el lujo de realizar terribles elecciones de moda, y más hablando de épocas de calor, pues bien las chamarras de cuero, lentes oscuros son universales estas se pueden acompañar de unas bermudas a cuadros en color pastel.
Gente normal: la gente normal viste jeans y playeras muy casuales, la idea es sentirse cómodo para realizar todas sus actividades diarias, ya sea en el trabajo o la oficina; se preocupan por verse bien, pero la prioridad es estar cómodos.

Ñores de los setentas: este tipo de personas parecieran salidos de una película de los hermanos Almada, con ropa setentera que parecería sacada del closet, tremendas barrigas, cinturones de grandes hebillas.

Señoras en pans de yoga: No les quedan, se ven tremendamente mal porque principalmente destacan cada una de las curvaturas de sus lonjas, normalmente visten en colores pastel y portan dibujos tipo cartoon en la ropa y su pans en la parte trasera dicen “juicy”, mmmmmm, y aun así exigen respeto.

Chicas escotadas: el que no enseña no venda, una filosofía que rige a todas las mujeres solteras y casaderas, no sé si sea una estrategia para encontrar pretendiente o simplemente es un afán de sentirse sexy´s, pero estas chicas de diversas edades andan por toda la ciudad enseñando piel.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More