Lo que uno hace por un poco de internet

0

Te has fijado que serías capaz de hacer cualquier cosa en este mundo por un poco de internet, seguro es la droga más poderosa conocida actualmente, esa que nos envicia y nos hace cometer cualquier crimen, bueno, por crimen me refiero a acción. Tener internet nos pone en movimiento, es más, somos capaces de llamar a soporte técnico durante 5 horas para obtener una velocidad a internet mediocre, pero eso no importa, mientras sea internet que más da, porque cuando falla la conexión, es como para volverte loco, no sé a ti, pero yo me siento como en la película El resplandor, que en realidad esa película se basa en el estupendo libro homónimo de Stephen King, pero yo soy de la generación POP, personas que crecimos con la cultura pop de nuestro lado, así que cuando me imagino un día sin internet, es como sumergirme en la historia de El Resplandor, algo así como para hacer que todos entren en pánico.

Pero no únicamente soy yo, nop, a cada persona o adulto que conozco en la actualidad tiene una fuerte conexión y dependencia con el internet, ni hacemos nada con internet, bueno sí, algunos trabajamos enteramente conectados en la nube o con la virtualidad, para muchos de nosotros el trabajo está en la web, de forma literal, por ello tuve una crisis nerviosa, espiritual y profesional desde que se fue el internet a las 12 del día.

Notas Relacionadas

¿Qué carajos quieren que haga sin internet?, cómo voy a trabajar o a comunicarme con todos, ¿cómo?, bien eso me lleva a la otra historia, a lo que uno hace con tal de tener un poco de internet, lo que yo hice para estar conectada ahorita, mientras el servicio de Cablevisión está fallando, por horas y horas y horas.

Porque hay que entender que sin internet uno no vive, aunque sea nomás para entrar a YouTube, uno necesita saber que ahí está el internet para cuando se ofrezca, porque uno no va a saber cuándo suceda una emergencia y necesites buscar en Google “una araña me pico, ¿Qué hago?”

Pinche internet cambio por completo nuestra vida, ahora en lugar de vivir, de salir a la calle, vivimos a través de nuestras computadoras, buscamos información en ella, conocemos a personas a través de la web, todo ahora es en función de internet, por ello cuando se cae la conexión es como para correr, entrar en pánico y pedirle a Dios que te mande por favor un poco de internet, solo un poco.

Aunque cuando se va el internet no es tan malo, podemos desconectarnos de la vida virtual y empezar a vivir de forma más real, no suena tan mal, sin embargo el hecho de tener ese tipo de pensamientos y lidiar con el hecho de que vas a tener que hacer otras cosas te hace entrar en pánico.

Así fue como 15 minutos sin internet me puso en acción, digo, pocas cosas en este mundo me ponen en acción y una de ellas es no tener internet, afortunadamente, sí, afortunadamente la decidía de ir a cancelar el pésimo servicio de infinitum, me ofrecía una salida, digo, infinitum es mejor que nada, así que por una vez en la vida agradecí infinitamente pagar extra un servicio malo, un servicio que además de pésimo es muy caro, por primera vez me sentí contenta de pagar esa cuenta mensual de más de 1 mil pesos en algo que no uso, porque hoy lo use, hoy cuando tuve una emergencia de internet pude tener mi dosis diaria de conexión.

Lo malo es que toda la red está configurada con el otro internet, por lo que tuve que mover cables, buscar otro router, cables de red, extensiones y dejar todos los cables revueltos, ah, lo que uno hace por un poco de internet.

Me tomo media hora, una larga búsqueda, empolvarme las manos, conectar cables, electrocutarme, pero por fin lo logre, pude restablecer la conexión a internet para hacer lo mismo que siempre, O SEA NADA, pero el hecho de saber que no hay conexión es una tortura mental que me puede, que me hace buscar todos los recursos a mi alcance para contar con un poco de internet.

Lo que yo hice por algo de internet fue trabajo, fue conectar, fue ponerme en acción, pero que me dices de lo que tu harías por internet, porque no es que ventile, pero hay quien se roba el WiFi, están los y las que se venden por internet,  que corrientes por cierto, digo, una cosa es internet pero otra cosa es hacer cualquier cosa por internet, digo, es internet, solo internet, hay cosas más valiosas.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More