Todo lo que he hecho me ha traído a este punto

El otro día que escucho esa poderosa frase, claro, estaba en un contexto de análisis y reflexión sobre la vida, sus causas, los hechos y los momentos importantes de la vida, así que esas palabras me dejaron sorprendida, maravillada y pensando en las cosas, en la vida, las causas y los hechos que importan y el cómo finalmente todo se reduce a que las cosas que tenemos, las experiencias que vivimos, son la suma de nuestras decisiones.

Eso me dejo pensando, eso absorbió mi mente en muchas ideas, en un remolino de pensamientos que me hace pensar sobre como las experiencias que estamos viviendo en este momento, son en realidad el resultado de nuestras elecciones.

Tal vez suene muy redundante, y tal vez no me he explicado de forma correcta, a veces me pasa, cuando una idea tan poderosa como esa, empieza a desarrollarse en mi mente, y lo que quiero decir y tal vez no lo hago de forma clara, es que este preciso momento, este que estás viviendo, bueno o malo, es algo que has buscado tú, de forma consciente o inconsciente.

-Suena loco y extraño, seguro pensarás, obvio, estoy en mi trabajo sentado leyendo este artículo tuyo muy revuelto, yo decidí hacerlo-

Qué si, tienes razón y las cosas que hacemos en el día a día, son una elección consciente, pero si analizas hacía atrás, estar sentado dónde estás, usando la ropa que tienes, aprovechando ciertas oportunidades, estar rodeado de ciertas personas en específico, no es algo casual, no es algo que simplemente sucedió, y todo eso, todo lo que tienes ahora, todo en lo que estas en contacto, quien eres ahora, es la suma de mucho tiempo, es la suma de muchas decisiones acumulándose.

Bien, seguramente esto no tiene la menor importancia cuando el momento es leer una revista digital, tomar un café o elegir uber antes que el metro; pero si lo piensas, todo es una decisión que comenzó a gestarse tiempo atrás; pero lo más interesante es que tú eres en este momento, la persona que decidiste hace mucho tiempo serías.

Ahora yo sé, todos queremos mejorarnos constantemente, reinventarnos y deshacernos de lastre emocional, sentimental o frustraciones; pero de alguna manera todo lo que hemos hecho antes, todo lo que hemos dicho o sentido, te ha forjado hoy como eres, te ha definido.

Todo lo que he hecho me ha traído a este punto

Este año, ha sido un año de contrastes, por lo menos hablando de mí, y he pasado por muchas experiencias que me han hecho evaluar mis decisiones, mi vida, quien soy y quien quiero ser; por eso, cuando escuche esa frase, sentí algo de alivio y confort, porque sin importar dónde este y que es lo que pase, yo he dedicado de forma consciente, con mis elecciones y mis actos, estar dónde estoy.

Obvio, he tenido errores, pero también aciertos, pero de alguna manera me da alivio saber que yo elegí justamente dónde quiero estar, en este momento.

Este pensamiento cobra gran relevancia en los momentos importantes o difíciles de la vida, porque saber que tú tienes el control, incluso cuando parece no tenerlo.

Verás, lo que quiero decir es que cuando estés en una encrucijada de la vida, es decir, seleccionar un nuevo trabajo, enfrentar un gran proyecto, o incluso comenzar uno que parece ser una locura, justo en ese punto debes recordar:

Todo lo que he hecho me ha traído a este punto

Recuerda, si bien en este momento las cosas pueden parecer difíciles o ese proyecto laboral o ese sueño de la vida parece ser tan complicado que crees es mejor renunciar, recuerda, que todo lo que has hecho directa e indirectamente, te ha traído a este punto, así que, será mejor continuar.

Salir de la versión móvil