Leer la hora

1

Definitivamente tengo que aprender a leer la hora, pero obvio, en relojes tradicionales que marcan la hora con números romanos; malditos sean los relojes digitales que hicieron a mi mente floja, esos si los sé leer por si se lo están preguntando, el pedo es que ahora tengo uno de adultos, de esos que no se prenden, que no tienen luces, que no tienen alarmas y ENCIMA DE QUE CARECEN DE TODO ESO hay que darles cuerda. Carajo, ya no sé a qué hora vivo y paso mucho tiempo tratando de saber y comprender la hora y el minuto en el que estoy, lo de AM o PM lo resolví mirando por la ventana para descubrir que tiempo es, pero lo demás es todo muy confuso.

Veamos, si la rayita grande está marcando el numero ese que está a lado y la rayita más chiquita está en medio, definitivamente son como las 3, mmmmm, no serían, 4:15

En realidad si se leer este tipo de relojes, solo estaba dramatizando un poco el contraste que experimento de pasar de un reloj digital a un reloj de estos, pero, creía que ya hora de tener una forma más adulta de expresión, en realidad se me rompió mi reloj digital y pues tenía este y ya me acostumbre a usar reloj de pulso, así que me dije, pues porque no, usemos un reloj de persona adulta, lo malo es que mi mente se hizo floja para pensar y eso de tener que analizar o despabilar la mente interpretando números y manecillas se me hace poco práctico, antes no más miraba el reloj y sabía incluso en que segundo estaba viviendo, obviamente al no poner atención inmediatamente olvidaba la hora y tenía que mirar dos o tres veces más. Ahora no me pasa, TANTO, digo, tengo que poner más atención y enfocarme en algo tan sencillo como leer la hora.

Pero yo tengo una historia algo peculiar con los relojes de este tipo, sí, a mi papá le caga de risa recordar, según en sus términos cronológicos que yo aprendí a leer esos relojes hasta como los doce años, recuérdenme nunca presentarles a mi papá, que soy como su chiste viviente y a cada rato recuerda todas y cada una de mis facetas más vergonzosas, obviamente cagado de la risa, de hecho sigue riéndose hoy de mi reloj y cada ratito me pregunta la hora, pero yo respondo siempre lo mismo:

“no voy a dignificar esa pregunta con una respuesta”

Sin embargo si tengo que confesar que me resulta muy confuso eso de la transición de reloj digital a quarzo, digo para mí el tiempo en el reloj digital iba hacia adelante y en los relojes de quarzo el tiempo va a la inversa, conforme las manecillas del reloj, seguro no me entendieron, por ello les muestro el siguiente gráfico, (eso y porque me gusta hacer gráficos)

Es eso y yo vislumbro todos los procesos de una forma diferente o definitivamente no sé leer el reloj y los números romanos

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More