Le guste a la persona que me gusta

0

Que eso suceda es tan raro hoy en día, que resulta algo increíble de creer, como si te dijera Maussan que tiene grabado en alta definición un fenómeno UFO, o tal vez no tenga nada que ver si lo crees o no, y en la actualidad todos estamos tan acostumbrados al rechazo, que es extremadamente extraño cuando resulta que le gustas a esa persona que tanto te gustas, eso es un imposible.

Cómo dice el meme de internet es bonito cuando le gustas de vuelta a la persona que te gusta, a mi no me ha pasado pero debe ser bonito.

Creo que todos pensamos de esa manera y tenemos en nuestra mente siempre el NO, aunque bueno, tal vez la gente bonita, bella, hermosa y sumamente atractiva, nunca se haya enfrentado a ese dilema de ¿le gusto o no le gusto?, para la gente bonita todo es muy simple y las ofertas de ligue, de citas, y el montón de propuestas indecorosas y confesiones de medianoche de me gustas tanto que me muero por ti, deben ser muy comunes.
Pero para el resto de la población, el otro 99% de personas con genética normal, es decir, personas que se ven bien, nada fuera de este mundo, una apariencia promedio, para nosotros encontrar ese tipo de mensajes, y tener ese tipo de propuestas está cañón.

Es más, somos nosotros, ese 99% que le mandamos a la gente bella esas confesiones y mensajes de amor y gusto, y la respuesta normal, para la gente de apariencia normal, es que te batean, ESA ES LA LEY DE LA VIDA QUE TODOS DEBEMOS SEGUIR, siempre te van a batear, hombres y mujeres debemos aceptar el hecho de que no le gustamos tanto a la otra persona, así que seguramente moriremos solos y desdichados buscando el amor, buscando a esa persona, espere, no moriremos tratando de convencer a esa persona que nos gusta, que sería buena idea que le gustemos de vuelta.

Ya sabemos, haciendo mucha labor de convencimiento, mandando muchos mensajes subliminales, haciéndole como el pavo real y presumiendo nuestros mejores plumajes, bueno, en nuestro caso, presumimos cosas, dinero, inteligencia, actitud, humor, lo que sea, mientras la otra persona se da cuenta que es una buena inversión querernos.

Así que nos pasamos la vida intentando convencer a alguien de que es buena idea querernos, tal vez no le gustemos en un inicio, pero existimos personas que somos un gusto adquirido y se necesita mucha repetición y muchos días, para que nos encuentren agradables y gustosos.

De esa forma se nos va el tiempo, se nos va la vida intentando convencer a alguien más de que somos su mejor opción, esta es la razón por la cual siempre escuchamos un “no, gracias, no”

Esa es la norma, cuando le decimos a alguien que nos gusta, lo que todos hemos escuchado en la vida es:

  • SSSSS, UUUUHHH, este gracias pero no
  • No me gustas
  • Estoy saliendo con alguien
  • No eres mi tipo

Y la lista sigue, ya depende de cada quien cuantas veces le hayan bateado y las estúpidas excusas que le inventen.

Entonces todos sabemos que siempre, sea quien sea y sin importar qué. cómo, cuándo o dónde siempre te van a mandar por las cocas cuando le digas a alguien “me gustas”, pero qué pasa cuando tienes la suerte de gustarle a la persona que te gusta, ¿qué pasa?

Le guste a la persona que me gusta

Le guste a la persona que me gusta

La reacción normal, de toda persona normal es dudarlo, wey, me esta haciendo una mala broma, ¿no? y no creemos lo que la otra persona nos dice, pues obvio que no, si nunca te han dicho que sí, cómo van a empezar a hacerlo ahora, como si hubiera gato encerrado, o algo trama la otra persona, porque eso nunca sucede ¿o sí?, cuando eso pasa te quedas con cara de enserio, ¿no será una broma?, ¿acaso si sabe quién soy yo?

Pues bien, a veces cuando se alinean de forma correcta los astros eso sucede y esa persona que te gusta, le gustas de vuelta.

Cuando eso pasa, no le busques 3 pies al gato, no lo dudes, bueno tantito, lo que parece ser demasiado perfecto, probablemente no lo sea; pero si le gustas a la persona que te gusta, que no cunda el pánico, no la vayas a cagar y te vaya a mandar por las cocas, simplemente dejate ir.

Cómo dice la canción de Los Amigos invisibles “le guste a la que me gusta”

¡Ayyayay! Le gusté.
¡Ayyayay! Me gustó.
¡Ayyayay! Le gusté a la que me gusta.
¡Ayyayay! No, no, no, no.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More