Las redes sociales revolucionaron nuestra manera de convivir

1

Y por favor si alguien más me sale con que las redes sociales van a desaparecer, por favor tírese a un pozo, o como me dijeron el otro día en twitter “cómprate un bosque y piérdete” ¡ok!

Por cierto si tanto les preocupa si va a dejar de existir Facebook o Twitter, acuérdense de las absurdas amenazas que circulaban por mail de que el chat de msn dejaría de existir, a menos que hicieras algo estúpido o mejor dicho enviaras una cadena; la única verdad es que una red social dejará de existir cuando nadie la use o por lo menos el porcentaje de usuarios activos se inferior al 5%, y aun así siguen dando batalla, solo piensen en Hi5 o hasta MySpace. Así que deja de preocuparte por Facebook, que hasta los perros tienen cuenta; cuando veas que nadie publica en el Wall general, ahí comienza a preocuparte o seguramente ni te darás cuenta porque ya migraste a otra red social.

Notas Relacionadas

Las redes sociales no van a desaparecer por una causa: “El chisme”.
Creo que con las redes sociales todos probamos algo diferente y fue la forma en la que nos comunicamos instantáneamente y podemos tener acceso a cualquier persona, lo que ella piensa, la información que postea, las actualizaciones de ubicación o hasta las fotos, llámese la red que sea, y es que estas plataformas permiten saciar nuestra sed de conocimiento.

Las redes sociales llegaron hace mucho, pero fue hasta hace unos pocos años que explotó en México con un gran boom, llamando la atención de todos nosotros, y no solo eso, además nos hizo activos y participes de lo que en ellas se genera, se dice o se comenta diariamente. Podrás pensar que cada red es diferente, lo cual es cierto, pero todas tienen algo en común y es que nos conectan, pero además de lo obvio no podemos olvidar decir que las redes sociales cambiaron la forma en la que concebíamos el mundo e interactuábamos con las personas, antes era impensable estar conectado todo el día a internet, pero ahora muchos de nosotros no vivimos si no sabemos qué está pasando en el mundo más importante, Facebook, socialmente hablando claro está.

Hace unos 6 años cuando querías estar en contacto con alguien, pedias su teléfono o tenías que esperar para coincidir en un mismo espacio y tiempo, antes ni de chiste podías conocer a profundidad la forma de pensar de una persona o conocer sus aventuras día a día, sin embargo ahora mediante updates tipo noticiosos en los que cada 5 segundos están tuiteando todo lo que hacen o lo que planean hacer, descubres que tu amigo es un raro.

Facebook y Twitter cambiaron las reglas del juego y ahora todos sabemos que es un RT, que es FAVear a alguien, quieres que todos te sigan o estas al pendiente de las actualizaciones de los demás; no hay que negarlo y ahora es muy común estar en una habitación donde todos estamos mirando a sus dispositivos electrónicos.

En vez de quejarnos de esto y renegar de las redes sociales, deberíamos buscar un equilibrio para interactuar con ellas, pero no solo eso, sino buscar también la cara menos fría y por supuesto menos superficial de estos sitios, tanto así que ahora se promueve la donación de órganos a través de Facebook o acopio de juguetes para niños desvalidos en Twitter.

Creo que la clave del análisis social de estos sitios también consiste en evaluar las buenas causas que aquí se reúnen y que de forma exponencialmente “viral” permiten transmitir un mensaje con causa.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More