Las personas que importan en los momentos que cuentan

0

La vida está compuesta de momentos, solemos tener la vaga idea o la falsa creencia, de que la vida es larga, de que tenemos mucho tiempo, y muchas cosas por hacer; supongo que esa es la única razón por la cual nos la pasamos haciendo planes. Planeando el día, planeando la semana, planeando las vacaciones, planeando el año, planeando nuestra vida profesional, es más, hasta planeamos nuestras relaciones familiares, amistosas y sentimentales.

Nos la pasamos planeando vivir la vida, sin saber, que la vida, es ese intermedio que sucede entre los planes y su realización.

Pero, ¿Quién nos vendió la idea de que lo interesante es el destino y no el viaje?, ¿Quién nos convenció de eso?; si lo que verdaderamente importan son esos momentos, esas fracciones de tiempo que se nos esfuman de la mano, que vivimos, que nos marcan y nos definen.

Eso es la vida, la suma de un montón de momentos y las personas que nos acompañan en esos momentos. Y tal vez suene a algo estúpidamente obvio en la teoría, pero en la práctica perdemos de vista eso, que cada momento que pasa, bueno o malo, es parte de nosotros y este loco viaje que se llama vida.

Como dice la canción Reality, “se puede volar muy alto, o andar muy bajo; hoy tienes millones, mañana quien sabe”; creo que esa canción define perfecto el proceso de vivir, una loca montaña rusa en la que a veces se está arriba, y muchas veces abajo. Pero hay que aferrarse al asiento con uñas y dientes para disfrutar el paseo.

Porque lo que finalmente termina importando, son esos momentos, esos que nos quitan el aliento, para bien o para mal.

Momentos, todo se resume a esos momentos importantes, esos momentos que cuentan, que nos definen y nos hacen conocer nuestra verdadera naturaleza, esa que solo sale a la superficie cuando hay un momento definitivo en la vida.

Bien, yo acabo de vivir ese momento, una breve fracción de tiempo que, si se evalúa contra la vida, es nada y tal vez sea insignificante, pero es uno de esos momentos en los que la vida te pone a prueba, bueno, no solo a mí, sino a muchas personas y una catástrofe natural (el terremoto de la Ciudad de México), hizo que muchas personas pensarán en esos momentos, esos que habían pasado, esos momentos que les hicieron felices, esos momentos tristes y tal vez, esos momentos que se esfuman.

Solo hay que estar en una gran catástrofe (humana o natural) para darte cuenta de la fragilidad de la vida, y que finalmente lo único que importa en esta vida, además de los momentos, es el amor.
Sonará cursi, pero tal vez el amor es lo único que somos capaces de percibir que transciende las dimensiones del tiempo y del espacio. A lo mejor deberíamos creer en eso, aunque no alcancemos a entenderlo aún.

Tal vez todo en esta vida se reduzca al amor que sentimos.

Y uno piensa en el amor y las personas que importan en los momentos que cuentan, puede sentirse como un momento eterno, cuando en la realidad es un periodo corto de tiempo; pero en ese justo y preciso momento, uno piensa en las cosas que importan.

Ahora, seguro habrá quien piense en sus posesiones, en sus triunfos y lo que se fue; pero si tienes algo de suerte, en esos momentos importantes de la vida, puede ser que lo que venga a ti, sean personas o seres queridos.

Hay una pregunta hipotética que hacen siempre los oradores motivacionales, ya sabes, la pregunta:

Si estuvieras en una situación de vida o muerte ¿qué es lo que salvarías y en quién pensarías?

Creo que el día de ayer, muchas personas pudimos responder esas preguntas, y en esos momentos que importan, esos momentos que cuentan, no lo pensé, solo reaccione y lo que tome en mis brazos, sin dudarlo, como si fuese mi vida propia, lo más importante de mi mundo, a mi perrito Renecito, fue lo único que tenía en mis manos, como si fuera una extensión de mi ser, ese perrito al cual yo salvaría de cualquier cosa, ese perrito que tiene un lugar muy especial en mi corazón.

Ayer descubrí el nombre de los seres queridos que más me importan en este mundo, ayer entendí como hay personas que importan mucho, en los momentos más importantes de la vida.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More