Las mejores frases de amor moderno

9

Creo que en estos tiempos ultramodernos y ultra neuróticos resulta iluso pensar que existe aquella loca forma de idealización del amor que nos ha vendido Hollywood durante tantos años, y esta vez no creo estar exagerando o dramatizando una situación moderna; si bien las mujeres nos hemos dedicado durante muchas décadas a soñar con la idea romántica de un amor puro ideal, un buen día y después de tanto caer, nos damos cuenta que lo que sucede en las películas de la saga de Crepúsculo son solo simples guiones tremendamente malos, protagonizados por actores de moda que no tienen la menor idea de lo que es el amor.

¿Pero alguien tiene idea de lo que es el amor?

Si nosotras las mujeres tenemos una idea tan errada de lo que es amar o amor, los hombres, nuestra contraparte de la especie tendrán alguna noción más acertada o simplemente nadie sabe nada y todo mundo experimenta a base de ensayo y error.

Supongo que nadie sabe nada, supongo que los románticos, los poetas y los escritores tienen una concepción bastante ilusoria por no decir anacrónica e irónica de lo que es amor; creo a estas alturas que los más cercanos para poder definir este proceso son los científicos, curioso no, son aquellos matemáticos y personas de razón los que están en mayor capacidad de poder definir de forma real al amor, me resulta curioso que las personas más cercanas a descifrar al amor sean las personas lógicas y no las románticas personalidades poéticas que sueñan y ensueñan con el amor y para el amor.

El amor, una simple cuestión química, neuronal y fisiológica en la que intervienen procesos reproductivos y respuestas de placer, lejos de la idea platónica del amor eterno, está la nueva concepción del amor a partir de respuestas físicas, químicas ligadas a la pasión y la atracción; pero por qué siendo medio consientes de esto, muchas veces el cerebro se niega a creer en la parte incuestionablemente lógica y se remite a ideas románticas ficticias.

En realidad, es tan poderosa la primera fase del enamoramiento, esa fase en la que se desprenden miles de sustancias químicas, las cuales son tan fuertes como para nublar nuestra capacidad de racionalización.

Después de mucho caer en eso de intentar andar, descubrí que el amor, es simplemente una quimera mental que nos da ilusión y nos mantienen medio funcionando y digo medio, porque al no lograr nuestra ilusión, esa que nos han vendido las películas muchos llegamos a la frustración. Ya a la edad de los treintas solo te queda ser un amargado y vociferar que el amor apesta y ser un homoamargadus o entender que simplemente las relaciones son complicadas y muy lejanas al vivieron felices para siempre.

Creo que cuando entendí eso, de alguna forma me libere, creo que cuando uno analiza el proceso de vivir se da cuenta de muchas cosas y empieza a madurar y a en verdad ser un adulto que comienza a tomar decisiones pensando en lo que es mejor y no en lo que nos hará sentir mejor.

Pero aun así, el motor del mundo es el amor, aunque no exista o si exista. Todos viven buscando amor y ahora en tiempos retorcidos y bizarros no importa la edad y cualquiera puede experimentar la intensidad del amor y sus fuertes estragos aunque tengan 10 años, increíble, ahora todos podemos amar intensamente sin importar la edad. Me pregunto qué será de aquellos que desde pequeños sufren con las desgracias de amar, que será de ellos a los 30´s después de 2 décadas de resultados fallidos, será diferente de nuestra generación que empezó a sufrir después de los 20´s.

Será que hemos cambiado o simplemente lo que vemos en los medios de comunicación, el exceso de información sin censura ha trasroscado a todos sin importar edad. Curioso ahora todos pueden experimentar una fuerte decepción amorosa aunque todavía no hayan entrado ni a la secundaria.

A quien culpar, a nosotros, al marketing, a las películas a los hombres a las mujeres.

El amor que profesamos ahora es diferente y ciertamente más urbano, cambio la poesía y la retórica de la lírica a formas más neuróticas y modernas, a veces más vulgares o a simplezas de vida. Ahora las mujeres tienen que entender que los príncipes azules solo viven en los cuentos y los hombres tienen que lidiar con la decepción de que las Playmates solo viven en la mansión de Playboy o en la versión impresa de esta marca. Ellos y nosotras tenemos que comprender o más bien entender que las ideas máximas del amor o nuestras exigencias se tienen que reducir a una simple convivencia grata. Ya no existen listas o expectativas, simplemente ahora es estar.

Acaso eso es amor, acaso lejos de química corporal y bellas letras plasmadas en papel, el amor es y será siempre una convivencia feliz y ligeramente llevadera a través de los años.

Hay muchas preguntas en base al amor, ciertamente pocas respuestas, muchas de ellas son inaceptables tanto o más que la soledad. Soledad o ser solitario, recientemente leí que las personas se conforman con tal de evitar la soledad, y se conforman a estar, qué paso entonces con el amor romántico o químico, simplemente se desvaneció para evitar estar solos.

Pero estar solos no significa no amar o estar condenados a una existencia vacía y simple, creo que no y dedicare mi vida para demostrarlo. En fin, supongo que el amor es una cuestión mucho más compleja que simple química organiza o excelsa poesía.

Pero que es lo más cercano al amor, será lo que decimos o lo que sentimos, pero como podemos decirlo sin sentirlo, ah que se yo, yo de amor no sé nada, absolutamente nada. Lo único que sé, es que el amor o lo que muchos dicen que es amor encontró nuevas formas de expresión, unas un tanto más reales, supongo que simplemente disfruto de la simplicidad de la realidad y aprecio más cuando son gestos reales, que nacen del deseo y expresan una idea de la mente, creo que el amor solo radica en la mente, el corazón, lejos de los mitos liricos no tiene relación alguna con amar, es el cerebro, el órgano más complejo de nuestro cuerpo que alberga tantos procesos, y es que solo en nuestra cabeza loca podría existir un pensamiento tan complejo como el sentimiento de amar, bien amar o no amar, esa es ahora la cuestión.

Saben las mejores frases de amor, creo que ahora no son las que prometen amores eternos, el cielo y las estrellas, creo que ahora las frases que pueden capturar la imagen de hombres y mujeres son las promesas reales, o las que de alguna forma suenan ligeramente reales:

No seré un príncipe azul, pero, te prometo llegar con una botella de vino, darte un chingo de besos y matarte de risa cuando tengas un pésimo día XD

Al igual que con la publicidad, ya estamos todos hartos de escuchar promesas irreales que nunca se cumplirán, de alguna forma hemos aprendido a conformarnos con cosas reales, y estas promesas son a las que muchos suelen aferrarse con fuerza.

El amor pasó de ser eterno a ser simplemente una acción del día a día.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More