Las Fantasías, no podemos vivir sin ellas

0

… y creo que cabe mencionar que tampoco podemos vivir con ellas

Curioso, pero solo la mente humana es capaz de necesitar con urgencia algo que le hace daño, pero de alguna extraña manera, también le hace bien; ya sabes, como esas relaciones masoquistas de amor/sufrimiento que hacen adictas a las personas y nunca pueden salir de ellas.
Sí, igualito que con tu amiga la necia, que siempre está sufriendo por su novio, pero siempre lo necesita en una relación de codependencia, que da mucho miedo, claro, para los demás, porque para esos dos, esa exquisita autodestructiva relación es lo único que los hace ser felices, y obvio, infelices.

Notas Relacionadas

Por qué te dejé ir

No me gustan las críticas

Mis mejores frases

Fuerza de voluntad CERO

Lo mismo sucede con nuestras fantasías, y no las vemos tan dañinas o autodestructivas, porque lo estamos viendo desde adentro, y así, nunca hace daño nada; no es malo fantasear que esa persona con que te mueve el tapete, algún día te hará caso, así armas locas historias en tu cabeza, en la que algún día estarán juntos y serán felices, y piensas que fantasear con eso, no puede hacer mal, el planear un bello futuro porque desde adentro todo luce normal, relativo, saludable y esa simple fantasía te ayuda a sobrellevar los días y los sentimientos que sientes.

En ese sentido las fantasías son necesarias en la vida, para todos, incluso los más sanos, mentalmente hablando, también ellos tienen fantasías, todos las tenemos; algunos obviamente, tienen fantasías más locas, irreales y dañinas que otros. Y no estoy hablando de las fantasías de un homicida, naaaa, hoy me centro en las personas “normales”, y las fantasías que entrarían en ese rango “normal” y si bien podemos pensar que es algo saludable, ir por la vida fantaseando con las cosas que deseamos, de la misma manera que nos hacen bien, también nos hacen daño.

Porque dejar crecer una fantasía se convierte en un espejismo, que no te lleva a ningún lado y ese es el factor de las fantasías, el factor deseo que las hace permanecer durante toda la vida sin concretarse.
Paz mundial, fama internacional, ganar el Nobel o un premio de MTV, todas son fantasías, y el factor que persiste en dichas fantasías es que el componente que está presente en todas, y es que ellas no son realistas, y nunca podrán concretarse; porque en el segundo que consigues lo que deseas no lo quieres más y esa fantasía se arruina.

Para continuar existiendo el deseo de una fantasía, debe estar ausente y nunca satisfacerse, el deseo mantiene vivas a todas las fantasías, y ese es el peligro de vivir fantaseando, si vives para tus deseos nunca serás feliz.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More