La voz interna

2

Todos hemos escuchado aquella voz que nos aconseja que hacer, decir o incluso hasta pensar, esa mítica voz que ha sido catalogada colectivamente como nuestra “conciencia personal”, claro, hay algunos que si escuchan voces, pero eso es paranoia y es una enfermedad bastante seria; los demás solo escuchamos una corazonada, una instinto o una pequeña voz que nos dice que hacer.

La voz interna

Notas Relacionadas

¿Etiquetas ó Estilos de vida?

La Paciencia hoy en día

Quiero ser…

Ególatras, el culto al yo

¿Diablito o ángel? Alguna vez te has preguntado quien está detrás de la dulce voz que te susurra que hacer sin cuestionar sus intenciones o decisiones, acaso será nuestro yo inocente e inconsciente la dueña de esa voz loca y todas sus ideas extrañas. ¿Será?

Yo siempre sigo los consejos de esa voz sin preguntarme nada más, simplemente los hago, pero ya cuando estoy metida en el embrollo siempre termino pensando si buena idea escuchar a esa voz, que una de dos o es bien estúpida y sin sentido o lo único que trama es meterme en problemas como diversión personal. O tal vez mi guía, mi pepe grillo es un diablito que siempre está buscándome malas ideas para que yo las ejecute.

Escuchar a mis impulsos, a mis deseos y esas locas corazonadas son cosas que yo siempre he hecho, sin pensar, pero con los años me pongo a deliberar si la brújula que tengo no se descompuso en algún momento o si efectivamente tengo un diablito en el hombro dándome malas ideas todo el tiempo.

Aunque no hay que negar que normalmente las malas ideas son las malas divertidas, supongo que la voz interna no es una persona, no es un diablito, no es un angelito o una brújula, la voz interna simplemente son nuestros deseos más básicos que se manifiestan de una forma onírica por decirlo de alguna manera, como leves susurros que nos dicen adónde ir.

Afortunadamente no todas las decisiones de esta vida estan suspendidas en nuestra voz interna, solo las importantes las dejamos a esa pequeña voz que no sabes de donde vienen, ella es la que te aconseja sobre lo más importante, para lo demás uno se pone a reflexionar y usar el cerebro, gracioso pero para decidir qué medida de café quieres pones a todas las conexiones cerebrales a funcionar, pero cuando se tratan de preguntas importantes es esa vocecita sin juicio aparente la que te dice que hacer.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More