La vida sin noticieros o NOTICIAS

0

“La felicidad es indirectamente proporcional al grado de información de un individuo”

Esa es una gran máxima, entre menos sepa uno de las tragedias económicas globales y problemáticas de salud del mundo, se es más feliz. Vivir en el desconocimiento trae un alivio de inevitabilidad que es reconfortante.

No me estoy quejando de los noticieros, periódicos o noticias (que si lo he hecho, pero en este momento no lo hago), el día de hoy hablo sobre como el exceso de información nos convierte en seres apáticos, amargosos y en constante preocupación por los problemas que inevitablemente van a agobiar a la ciudad, al país y al mundo.

El día de hoy no me quejo de los noticieros, eso sería para mí y para los más conocedores un Déjà vu, ya mi gran ídolo Olallo Rubio expreso todo lo políticamente incorrecto sobre este tema desde un ángulo bastante bueno, acido y sin tapujos. El retomar este tema sería andar de copiona y ESO discúlpenme yo no lo hago.

Pero se han fijado, como el estar enterado de los últimos hechos y acontecimientos locales, ya no hablemos de los globales, hace que el semblante cambie de manera drástica y frunzamos el ceño, porque la situación esta cada día peor, SOLO un poco peor que el día anterior. Nunca hay una buena noticia, nunca pasa nada bueno, nunca se recupera la economía, no mejora nunca nada, el dólar siempre sube, el poder adquisitivo siempre baja NADA SALE BIEN.

Pero si nada sale bien para que oírlo (yo soy de otro tipo de masoquista), para que informarnos sobre la inevitable negatividad de los días modernos, solo nos entorpece el día, bastante es con nuestros problemas personales del día a día, ahora cargar sobre los hombros todo lo que pasa en el mundo no es una buena idea.

Por eso yo me dije un buen día, nunca más veré noticias y a la fecha lo he cumplido cabalmente, tal vez sea esa inocencia y desconocimiento la que solo comparto con niños, que en su gusto por descubrir lo bueno se olvidan de informarse y mejor aprenden, buena filosofía la de los infantes, seguro está muy mal que copie el comportamiento de un niño, pero soy bastante feliz y vivo en un desconocimiento absoluto de los hechos más preocupantes y alarmantes, tal vez no sea como una niña, sino una apática de la sobreinformación. Digo no puedo hacer mucho y sobre lo que sí puedo hacer en eso si pongo manos en acción.

De pronto yo estoy en abstinencia de noticieros y otras cosas JAJAJAJAJA, ya tengo más de 2 años sin estar enterada de NADA, y no me ha pasado absolutamente nada, no me volví menos inteligente, no deje de tener temas de conversación, no paso absolutamente nada, bueno SI, me volví más feliz, vivo en un desconocimiento maravilloso y ahora cuando alguien me cuenta un tema de noticiero pues vaya que lo encuentro interesante, pero hasta ahí.

A diferencia de aquellos que saben que es lo que esta pasando el día de hoy, y que es lo que va a pasar mañana en su amargada existencia, yo vivo muy feliz sin saber nada.

Y noticias solo veo u oigo cuando inevitablemente estoy con mi Papá que no puede vivir sin noticias, pero no aguanto ni aguantare más de 15 minutos de información útilmente inútil y profundamente preocupante.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More