La teoría de lo orgánico, pero no la comida

Últimamente está de moda lo orgánico, y todo tiene que ser orgánico, no solo la comida que comemos, sino los productos que usamos, de tal suerte, que incluso hasta el shampoo que usamos debe pertenecer a esta muy famosa corriente orgánica y natural.

Definitivo, vivimos, en la era orgánica.

Pero este concepto, se ha extendido mucho más allá que productos o comida, y ahora el termino orgánico se usa para todo y tiene una gran importancia en el entorno digital, de hecho, lo orgánico cuando se habla de la web, termina siendo el eje rector de todo lo que es digital, ya sabes, es orgánico.

Del concepto orgánico se desprenden nuevas modalidades como el trafico orgánico, los contenidos orgánicos, y poco a poco, el uso del concepto orgánico se está extendiendo a todo lo demás, y ahora se puede escuchar conceptos como “peleador orgánico”, “amor orgánico” y hasta relaciones orgánicas.

Y si bien puede pensarse de una forma muy literal que orgánico es algo natural, como una definición muy obvia, en la actualidad cuando nos referimos a algo orgánico es a algo que fluye de manera natural, no porque sea natural, es más bien algo que sucede simplemente de forma fácil y sin complicaciones.

De ahí los peleadores orgánicos, que simplemente fluyen, o el amor orgánico, que es algo que sucede.

Cuando usamos la palabra orgánico, en otros conceptos filosóficos y otras cosas que no sean comida, cuando decimos orgánico es algo que fluye, que sucede y que pasa sin pensarse mucho, simplemente sucede.

Salir de la versión móvil