La Tecnología fomenta la flojera (sobre todo la flojera mental)

2

Los avances tecnológicos de la era digital nos han facilitado mucho la vida, podemos desplazarnos en tiempos más cortos (obvio sin transito), podemos rentar pelis en el Block y verlas en nuestro DVD acompañados de unas buenas palomitas de microondas, grabar en el Tivo o símil nuestros programas favoritos de la tele o verlos por internet en la pagina web del canal. Podemos tener una rica comida gourmet calentada en el maravilloso micro en cuestión de minutos. Ya no hay que ir más a las bibliotecas, eso es cosa del pasado. La tarea se hace sola desde Wikipedia o el Rincón del Vago sin necesidad de leerla con el comando que tanto conocemos “COPY AND PASTE”.

La Tecnología fomenta la flojera

El bendito Internet tiene montones de sitios con información valiosísima que se pueden consultar sin mover un solo dedo, bueno, los dedos sí hay que teclear y clickear el Mouse. Existen un montón de Sitios especializados que nos muestran lo que deseemos. Uno de mis favoritos es PubliTv (http://www.publitv.com/), es un maravilloso portal en donde te suscribes y puedes ver los mejores anuncios publicitarios del mundo, también están los sitios de juegos, las redes sociales, youtube.com cualquier cosa que desees.

Pero no todo es ventajas y beneficios, el lado tecnológico nos ha hecho más flojos e inactivos; poco a poco vemos como van aumentando esas lonjitas y como la bascula paulatinamente gira hacia la derecha.

Con unos pequeños clicks y sin necesidad de movernos podemos comprar música o películas desde iTunes Store ó hacer nuestra tesis en menos de cinco minutos, incluso podemos hacer operaciones matemáticas complejas sin saber nada y sin esforzarnos, o hasta armar una superpresentación sin complicaciones.

Normalmente esto nunca me molesta, que digo ni me preocupa un ápice; pero cuando trato de hacer operaciones matemáticas mentales bien simples me doy cuenta que he llegado a los extremos y soy una floja mental que no se preocupa en sumar, restar, multiplicar o dividir, habiendo calculadoras que lo hacen por mi en forma inmediata y súper exacta para que esforzarme, es más ya no tengo que memorizar teléfonos, pa que si el celular y el teléfono tienen memorias y agendas.

Sí es una vergüenza, pero que le voy a hacer ya no vivo si la tecnología no hace las cosas por mí. Afortunadamente no soy la única y estoy acompañada de un amplio segmento de la población que depende de las maquinas para vivir y sin ellas no saldría de su cama.

Mi Papá se sorprende y me regaña, y por si fuera poco me sermonea contándome que cuando era joven tenía reglas de cálculo, sufría para llegar a las bibliotecas, se esforzaba leyendo muchos libros, mecanografiaba sus tareas y demás cosas de viejitos.
Qué sentido tienen sus cuentos, ninguno; soy total y absolutamente dependiente de la tecnología no vivo sin ella. Hasta en mi tiempo libre y sobre todo en mis vacaciones tiene que tener una buena dosis de tecnología e internet.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More