La manera de pedir un favor

0

Nunca olvides que “en el pedir, está el dar”, y no es un choro que te decía tu abuelita y ahora yo, es la mera neta del planeta, resumido en 6 palabras. Porque nunca será lo mismo “pedir” en tono de exigencia, que en la sutileza de realmente pedir algo, mmmmm, bueno, creo que ya te confundí, intentaré ser más clara.

Siempre he pensado que si vas a pedir un favor tienes que hacerlo con gracia, con estilo y con sentido común; siguiendo un protocolo de mera cortesía con la otra persona y hacer esto no te asegura para nada obtener el favor, pero hay cosas mínimas que se tienen que hacer antes de pedir un favor, ya sabes, para amarrar el sí. Porque si vas a pedirle a alguien algo, de menos tomate el tiempo de ser cortes, porque a menos que seas un billonario, un famoso o un intelectual extravagante no puedes ir por la vida sin interesarte por las personas de las cuales quieres cosas.

Notas Relacionadas

No, simplemente no puedes porque así no funciona el mundo.

Si vas a pedir un favor, ayuda o necesitas algo más de alguien, tienes que hacerlo con modestia, con ánimo y con empatía, pedir un favor tiene mucho protocolo; pero muchas personas lo están perdiendo de vista y a veces pueden pedir favores muy importantes sin pensarlo, sin saludar previamente, sin preocuparse en cómo está la persona, su vida o sus preocupaciones y simplemente piensan egoístamente en sus necesidades.

Además, por dios, antes de pedir un favor tienes que tener en cuenta la cercanía y el tipo de relación que tienes con una persona, si vas a pedir algo tan simple como que te ayuden a mover algo, que te den información, que te ayuden a llegar a algún lugar o cosas de ese tipo, pues simplemente ser cortes basta; pero si requieres más acción por parte de la otra persona, tienes que tener una relación activa y reciproca en dónde ambas partes hacen favores y no únicamente tú pidiendo boletos, cortesías, regalos, dinero, las llaves del coche o que se yo.

Muchas personas en la actualidad, únicamente se preocupan por lo que necesitan de ti y te utilizan como un medio, no sé, como un préstamo, un libro, un DVD o que hagas algo, sin siquiera decir hola, simplemente piden las cosas y a veces piden favores tan grandes y sin hacerlo de la forma correcta, y luego se sorprenden o piensan en “quienes son los verdaderos amigos”.

No sé ustedes, pero a mí me choca, que sin platica previa, saludarme o interesarse por mí, me pidan un favor, así en seco, sin atenciones o consideraciones, simplemente piden algo de mí, como si fuera mi obligación en este mundo, hacer lo que los demás demandan de mí.

Siempre he creído que cuando vas a pedir un favor debes:

•Estar en buena onda
•Primero hacer una o dos conversaciones para preocuparte por la otra persona
•Verificar primero si está en sus posibilidades que te ayude
•Ser amable pidiendo el favor
•Y regresar ese favor.

Pero el viernes pasado hice caso omiso a todo eso de lo que te he hablado, y cuando reaccione y me di cuenta que había omitido todo lo que creo y exijo, el viernes pasado me lo pase por el arco del triunfo y pedí un favor, sin seguir mi protocolo. Cuando me di cuenta de lo que hice, obvio reaccione con pánico, pero nunca es tarde para cambiar algo que está mal y si te das cuenta que estás haciendo algo mal, como yo, es mejor cambiarlo ahora, deja de pedir perdón por algo que hiciste mal en el pasado y comienza a cambiar.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More