La fusión de casinos online: ¿un movimiento inteligente para las empresas?

0

Los operadores de apuestas tradicionales y casinos online Amaya y William Hill finalmente han dado por terminada una serie de discusiones para decidir si se fusionaban en una sola compañía, con una negativa para esta decisión. El primero en traer esto a la mesa fue William Hill, después de escuchar las opiniones de varios accionistas de peso en su empresa.

Su mayor inversionista, el Gestor de Activos Parvus, criticó duramente la posible vinculación, lo que dio el empujón final a William Hill para cancelar la operación. Luego de esto, Amaya secundó el movimiento, y expresó que permanecer como una empresa independiente era la mejor decisión por el bien de sus accionistas. Recordemos que estos dos operadores están en el listado de los mejores casinos online de España, de Europa, y del mundo, por lo que cualquier movimiento realizado por ellos afectaría en gran medida el ecosistema de las apuestas en línea.

Cabe destacar que Amaya es la empresa que administra PokerStars, el sitio más grande para jugar póker de todo el internet, así como también ofrecen ruletas online con alta demanda. El sitio online-ruleta.info, quienes son expertos en este último nicho, nos comentó que las ruletas de Amaya gozan de gran popularidad entre sus usuarios, debido a su simpleza, su interfaz amigable, y los grandes premios que reparten.

En los comienzos de las discusiones para esta fusión, William Hill estaba bastante interesado en concretarla, ya que según algunos portavoces de esta compañía esto “crearía un claro líder mundial en los campos de apuestas deportivas online, póker y juegos de casino”. Sin embargo, Parvus tuvo la última palabra, expresando que esta es una “estrategia muy limitada” y que “destruiría el valor de sus acciones”.

Aunque una fusión de empresas de este calibre parece la mejor decisión, ya que se crearía un cabecilla indiscutible en la industria, en este tipo de transacciones no solo importa las cantidades de dinero y poder en movimiento, sino también como lo tome el mercado y los accionistas, quienes también son parte importante de la empresa. Incluso compañías tan grandes como Google operan con mucho cuidado en la bolsa, ya que conocen muy bien las reacciones que esto puede tener en los inversionistas.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More