La era de la información

0

Y llego el día en el que la información está prácticamente en nuestras manos, una era en la que el conocimiento está a nosotros a un solo clic y toda la información de la humanidad está a nuestro alcance sin tener que pagar mucho dinero por ella o tener que viajar todo el mundo para adquirir conocimiento. Estamos viviendo una revolución sin precedente que nos permite tener toda la información y sin embargo no la tenemos, irónico ¿no?

Esto de la explotación de la información a veces también se puede traducir en des-información una guerra en la que el juez, o sea nosotros, debemos buscar por una inquietud propia el origen de la verdad o la verdad en sí misma, pero esta es una inquietud que muchas personas e incluso instituciones o sistemas tratan de anular, nuestra curiosidad por realmente encontrar la verdad de las cosas. Ahora resulta que vivimos en la era en la que hay tanta información, mucha errónea, incorrecta o falsa y se presenta ante nosotros como real y nadie dice nadie, todo mundo creer por creer sin cuestionar o preguntarse si en verdad esa es la verdad.

Irónico que eso pase en la era de la información y se usa ese mismo conocimiento en nuestra contra, y a quien culpamos esa es una pregunta muy compleja que no es tan simple responder y habrá quien diga que es nuestra propia culpa creer o no creer, pero como podemos culpar a una sociedad que desde pequeña fue enseñada a confiar, a creer en paradigmas y a nunca cuestionar a los dirigentes, a los maestros, a los representantes o a los líderes de opinión, como podemos culpar a alguien si el sistema ya está diseñado de esa manera. Yo por lo menos no puedo hacerlo, pero últimamente estoy buscando la verdad, y no solo una, sino todas las verdades, porque detrás de cada historia existen muchas versiones, muchas verdades y normalmente depende de nosotros encontrar la más objetiva.

Así que hoy estoy pensando y mucho sobre la información, la tecnología y sus beneficios a nuestra sociedad y la apertura que nos abrió al mundo, ahora podemos pensar a escala global y actuar de forma local porque internet nos abrió las puertas del mundo, nos regaló conocimiento de cualquier tipo y nos da herramientas para en este momento conectarnos con cualquiera, acceder a su información, conocer sobre sus usos y costumbres de una forma instantánea.

Ah maravilloso el internet, hasta que te pones a pensar que es la mejor herramienta que creo el herramienta para su desarrollo o para su extinción, así es, ya no es ciencia ficción, ya no son miedos de teorías “conspiracionales” sino una realidad, a todo gran poder una gran responsabilidad puesto que el internet es una arma de dos filos que en las manos adecuadas lleva al mundo a su evolución y en las manos equivocadas a su destrucción.

Y no quiero ser fatalista, pero cuando pienso en el control que tienen grandes corporaciones y gobiernos sobre nosotros y nuestras actividades en internet me da miedo; resulta que ahora en internet o las personas detrás del internet, personas anónimas y sin cara saben quién soy, que hago en mi tiempo libre, cuáles son mis búsquedas, cuáles son mis pasatiempos, cuáles son mis exactas conversaciones, que es lo que le digo a mis amigos, como me comporto actualmente y solo por mis redes sociales me da miedo y me dan ganas de dejar de vivir en la era de la información y sus beneficios, porque lo que arriesgo al disfrutar de esos beneficios es mi libertad, algo por lo que muchas personas murieron y yo estoy cediendo sin pensar y de forma mecánica.

Resulta pues que ahora con toda la tecnología simples programas o aplicaciones para tomar fotos permiten registrar una serie de datos, como las personas que se encuentran cerca de mí, redes, actividades y muchas cosas que parecen estrategia de CSI para encontrar a malos, el problema es que en eso de encontrar a malos o terroristas, invaden mi vida intrascendente y nuestra intimidad.

Y no hay que ir muy lejos, incluso Facebook se está convirtiendo en un monstruo o una gran base de datos que puede proporcionar información extremadamente personal, sensible e íntima de nuestra vida y nunca sabremos a quien le llegara esa información si a gobiernos opresores, empresas que quieran vendernos algo o gente con malas intenciones. Piénsalo y estamos contribuyendo poco a poco con Facebook al banco de imágenes más preciso del mundo, al rato la policía va a usar el sistema de reconocimiento facial de Facebook para buscar a alguien, a cualquiera que por casualidad o con intención salga en tus fotos. Un sistema de reconocimiento tan avanzado que ahora cuando das clic a las etiquetas inmediatamente te dice cuál de tus amigos es.

Esta era nos trajo muchos beneficios, pero en manos equivocadas puede ser nuestra perdición, ahora los sistemas inteligentes de reconocimiento hacen más estrecha esa brecha.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More