La dimensión desconocida

0

No me vayan a mal interpretar, carajo, no sé si está de moda entender MAL y muy mal todo lo que digo o simplemente no se me comunicar que termino confundiendo a todos, pero rayos sí según yo no podría decir las cosas más claras. Empiezo a sospechar que soy un poco diferente, por no decir mucho; ya que mi apreciación de las cosas me hace preguntarme tantas cosas.

Por ejemplo, en este último viaje que realice tuve todo el tiempo la enorme sensación de que estaba metida en la dimensión desconocida, de esas veces que las cosas parecen normales pero algo anda mal, simplemente algo no está cuajando, como si estuviera en metida en un mundo paralelo y viviendo uno de esos capítulos malos y chafas de la dimensión desconocida en la que nada es lo que parece y todo está al revés, como esos universos alternos de la Marvel en dónde la pregunta “¿Qué pasaría si?” siempre es contestada.

Notas Relacionadas

El problema de las vacaciones

Enseñar carne

Como fingir que haces caso

Mientras los demás seres humanos del mundo adoran viajar, conocer, disfrutar de otras culturas en otros países, yo termino pensando que estoy en un mundo paralelo, y es que siempre termino confundida y sin saber qué hacer, incluso en USA una cultura tan cercana a los mexicanos, de la que estamos sumamente empapados, pero claro, yo en vez de disfrutar intensamente empiezo a encontrar las diferencias.

Por ejemplo, me encantan los Estados Unidos, pero eso de que todos me hablen en ingles me resulta de un mundo paralelo, de esas veces que si me hablan rápido o con acento, no los entiendo, es como un deja vu a la primaria cuando todos me hablaban y yo simplemente no podía entender nada, realmente no comprender un idioma al 100 puede resultar una barrera mental intraspasable que te hace sufrir, incluso a la hora de pedir el cambio en la tienda o cuando todos, en todo momento te hablan cosas raras que no entiendes.

No solo es el idioma, viajar a una cultura diferente en otro país sin importar lo lejano o cercano que es, trae consigo muchos retos, digo, no pude ni siquiera prender una simple y sencilla estufa, a quien culpar de mi estupidez mental, solo a la dimensión desconocida, ni pedo al fin que ni quería desayunar, noooooo, yo puedo vivir de agua y aire eso de quererme hacer unos huevos revueltos era solo una forma de perder el tiempo.

Y mientras conoces otro país descubres que sus diferencias son grandes y latentes, hasta para la hora de bañarme termine sufriendo con eso de las regaderas que solo tienen una llave, o sea, siendo tan fácil tener dos una para el agua fría y otra para la caliente, noooooo, solo tienen una y tienes que andar jugando con ella mientras terminas bailando en la regadera porque sale muy fría el agua y luego extremadamente caliente.

Sin dudas visitar otra cultura es divertido, pero exige muchos retos que forman parte de las anécdotas, es eso o yo soy muy mensa para saber cómo operar las cosas, pero yo me inclino a pensar que cuando visito otro país estoy adentrándome a la dimensión desconocida.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More