La cultura valemadrista

6

La cultura valemadrista: El me vale madres, al rato lo hago, creo que todos los mexicanos tenemos bien arraigada esa cultura, una que según algunos dirían se mamo del seno materno, pero es una exageración, sí nos valen madres muchas cosas, pero sobre todo aquellas que no son importantes, tal vez la mejor forma de definir esta cultura es decir que no somos aprensivos; que las cosas se toman como vienen y así de fácil se dejan ir.

Si estás pensando que la cultura del me vale madres es de haraganes, vagos sin oficio ni beneficio, no es del todo exacto; y es que cada mexicano tiene dentro de su estructura genética algo que nos diferencia del resto de las culturas del mundo y es que las cosas no pueden afectarnos tanto. De alguna manera bizarra las cosas se toman en una perspectiva muy relajada en dónde las cosas que no puedes cambiar o en las que no puedes influir, pues no te molestan, y aquellas que si lo hacen pues para que hacerlo, la vida es corta y hay que vivirla.

Pero el que seamos ligeros en nuestras reacciones, no implica que no seamos emotivos o calurosos, creo que si los mexicanos tienen muy arraiga la cultura del “me vale madres” también habría que ser honestos y decir que los mexicanos nos enchilamos muy fácilmente, pero como llega ese enojo también se va.

Piénselo un poco más y no lo tomen de manera literal, sino más bien metafórica y el me vale madres a veces resulta más liberador que el mantra om, algunas personas dicen que es triste y patético, pero ciertamente porque se ve de una forma muy inflexible en la que se asevera que al valerte madres algo, pues no haces nada y te echas a dormir, pero no creo que sea tanto de esa manera, el decir me vale madres cuando experimentas algo que no puedes cambiar, a veces simplemente es liberador.

  • Si le caes mal al maestro, me vale madres.
  • Si la chica que te gusta, te ignora, no te pela y se la pasa haciéndose del rogar, pues me vale madres.
  • Si hoy hay algo de comer que no te gusta, me vale madres.

De hecho creo que el libro ¡Me vale madres!: Mantras mexicanos para la liberación del espíritu escrito por Prem Dayal retoma de una manera magistral esta cultura nuestra en la que
¡A la chingada! y ¡No es mi pedo! Se suman a nuevas formas de liberar la mente, y esta vez no soy yo diciendo pendejadaz, sino un reconocido terapeuta a nivel mundial el que revela los secretos de una vida más simple y sencilla.

Porque en el momento en el que dejas de preocuparte sobre lo que piensan los demás de ti, empiezas a ser feliz.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More