La cobija mágica antifantasmas

3

En serio, cuantos años tienes para pensar que esconderte bajo tu cobija te va a proteger y prevenir del ataque y acoso del fantasma que te esta molestando a las 3:30am, ya en serio, no juegues. Aunque no podemos negar que nunca lo hemos hecho.

El día de ayer, bueno, para ser más precisa la madrugada de hoy me desperté, no tengo idea de que hora era, según mi noción del espacio tiempo eran las 2:00am pero bien pudieron ser las 4:00am, me desperté, pero no fue por sonidos fantasmales o gemidos de ultratumba, no, simplemente me desperté, creo que tenía sed y en lo que me volvía a dormir me quede pensando en mil cosas, hasta que a mi mente llego una gran preocupación para el pie que tenía fuera de la cobija.

Últimamente esta haciendo mucho calor aunque sea otoño, tal vez los mayas tenía razón, tal vez tengamos que preocuparnos por los fantasmas, ya se acerca la víspera de todos los santos, tal vez. Pero mi pie estaba afuera de la cobija por eso del calor.

Bien curioso, no les ha pasado que en la noche tienen mucho calor, pero si se quitan la cobija les da mucho frio, yo he encontrado que la mejor manera de regular la temperatura de la noche para no sentir ni frio, ni calor, es tener un pie destapado, el que sea, normalmente yo me destapo la pierna derecha y con eso no hay pierde. Sacando mi pie ya no paso fríos o sufro de calores, es como mágico. Pero en ese momento me preocupe muchísimo que una mano fantasmal, ya saben, de esas que te imaginas huesudas y con garras quisiera atrapar a mi desprotegido pie, la verdad entre en pánico y metí inmediatamente mi patita bajo la cobija protectora, oigan, más vale prevenir que lamentar y si tengo que sufrir calor con tal de evitar un ataque fantasmal, pues ni modo.

Pero luego me di cuenta que sonaba muy absurdo pensar que la cobijita, me iba a proteger, sin embargo ya no lo descubrí.

Ciertamente, creo que todos podemos concientizar y racionalizar que la cobija o cobertor no nos va a proteger de un fantasma, sin embargo, nos sentimos más seguros y confortables. Y no es necesario que sea de madrugada, no, puede ser cualquier hora del día y si estas en casa, no hay mejor forma que protegerte de ellos que escondiéndote entre las sabanas. Nada mejor que eso.

Siempre he pensando que es mejor evitar ese espíritu aventurero en nosotros para ir a investigar de donde provienen esos ruidos, siempre es mejor morirse de miedo bajo la cobija protectora.

Que absurdo, mientras muchos locos pasan horas grabando su casa y sus paredes buscando fantasmas, muchos otros pasamos ese mismo tiempo escondiéndonos de los fantasmas bajo la cobija.

En serio, ¿qué edad tenemos?

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More