Hoy comprendí la expresión mátenme por favor

0

La expresión mátenme por favor es una de esas frases que siempre repites cuando estas payaseando o literalmente pasando un muy mal rato, tanto que sin el menor reparo dices “mátenme ya” o “sáquenme los ojos” o “patéame”, y digo no es que uno espera que le hagan el favor de manera literal y te saquen de tu miseria con un balazo, o sea, no por favor. No estas pidiendo muerte asistida u homicidio culposo; solo estás haciendo ver que esa situación es miserable y demasiado, tanto que piensas todo tipo de estupideces y las externas sin mayor control u objetividad.

Y por fin me tenía que pasar y el día de hoy por la mañana comprendí el poder y la profundidad de estas fuertes palabras “mátenme ya” y es que cuando experimentas esta sensación un sentimiento de gran incomodidad te embarga.

Notas Relacionadas

Regalos estúpidos

¿Estas bien?

Problemas de las chicas altas

Pero los pondré en contexto, y pues verán que esta mañana como cada viernes me pare muy temprano para ir al gym a hacer ejercicio, pero esta vez fue diferente porque tenía muchísima flojera, de verdad y solo me pare de la cama porque eso de ir a hacer un ejercicio es un compromiso con mi cuerpo, sin importar que haya trasnochado, y cuando llego al gym que se va la jodida luz, mmmmmm, ¿en serio?, seguro esto es una broma y hay cámaras escondidas por todo el lugar.

Entrenar en el gym y sin música es literalmente una muerte y una muy lenta, hacer ejercicio aeróbico no es divertido, es monótono y aburrido, sin olvidar mencionar que hacer ejercicio muscular es más aburrido sin la motivación necesaria: MÚSICA. Eso o tal vez los 9 años que tengo haciendo ejercicio siempre acompañada de música, mermaron y mucho mi desempeño por lo que tuve que claudicar a la hora y quince minutos de comenzar. Normalmente no me hubiera importado porque tengo mi fiel iPod para darme energía, pero hoy y por mala suerte no lo llevaba. De verdad universo, el único jodido día que el iPod se queda en casa porque se le acabo la pila es cuando se va la luz.

Debí de haberme quedado dormida.

Como lo pensé desde que me pare hasta que arrastre los pies fuera de mi casa; se imaginan entrar a una clase cardiomuscular, de esas tipo aerobics, en donde saltas como conejo rítmicamente con música de moda, pero ahora a eso le quitas la música y nomas te queda la instructora explicándote durante la hora que dura la actividad una clase que está diseñada para escucharse sonoramente, PUES TERMINAS DICIENDO MATENME POR FAVOR.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More