Hamburguesas Troopper Gourmet

0

Troopper Gourmet ubicado en la zona sur de la CDMX, (para algunos en una galaxia muy lejana), está un pequeño restaurante temático, que oculto bajo el puente de Municipio Libre, a la altura de Tlalpan, rinde homenaje a una de las sagas más importantes del cine, Star Wars.

Un lugar pequeño, pero acogedor, recibe a hambrientos wookiees, aspirantes a jedis, genios malvados que quieran destruir la galaxia, y por supuesto hermosas princesas y heroínas para llenar su estómago con productos diseñados fuera de este mundo, o por lo menos, eso es lo que nos dicen los de Trooper Gourmet que tienen un amplio menú que sale de su food truck, para alimentar a muchos comensales que se reúnen en este idílico paraíso fuera de la galaxia, para comer hamburguesas, hotdogs y otros antojitos de la comida rápida.

Y no es broma o exageración, y lo que atrae a muchos comensales, tantos, que a la hora de la comida hay largas esperas, es la ambientación inspirada en Star Wars, que con juguetes/coleccionables, posters, figuras y detalles inspirados en esta saga, hacen que los fanáticos de Star Wars se sientan en una galaxia lejana.

Esto es lo que más destaca en Trooper Gourmet, la inspiración y la decoración, que si bien, en algunos aspectos está muy cuidada, en otras es descuida, desprolija y fea, a que me refiero, las sillas, las mesas y algunos bancos de su mobiliario, que no solo están descuidados, también llenos de clavos, que, en lo personal, dañaron una de mis chamarras favoritas.

Este tipo de descuido en los detalles, es notorio y persistente, y hace que la experiencia pase de ser divertida y entretenida a fijarte en dónde te sientas.

Otra cosa, que carece de inspiración, es la comida, que se queda muy corta, y aquello que nos prometieron fuera de este mundo, solo es un dicho que los cocineros de su food truck olvidaron, y en lugar de retarse a servir un menú que pueda estar a la altura de Star Wars, en lugar de eso ofrecen un menú amplio, extraño y poco entendible, en lo que lo único que destaca son nombres raros, originales, basados en las cintas, pero fuera de eso, la comida no tiene glamour, chispa o esa esencia que te hace suspirar y decir, voy a regresar, uno regresa a Trooper Gourmet solo si es fan de Star Wars o quiere entrar en el mode.

Además, hay algo que me parece muy extraño, y no solo son los nombres, que, si no eres fan, es como leer un menú en chino, solo escoges por escoger, que, por cierto, hablando de complicaciones, el afán de ofrecer a sus comensales variedades, personalizando con diferentes complementos la comida, solo lo hace muy difícil.

Ahora, lo entiendo, debe ser comida extraña, lo entiendo, pero lo que aquí sirven, va más allá de lo extraño y las hamburguesas, no son fantásticas y la combinación de sabores que ponen de carne, con fruta, champiñones y salsas extrañas, hacen que nada se lleve bien la boca.

Y no entiendo, porque le ponen yogurt de fresa a todo, ahora, tal vez sea su famosa salsa de zarzamora, pero yo podría jurar que es yogurt de fresa comercial, en las papas, las hamburguesas, los hotdogs, en fin, todo tiene ese sabor extraño que te deja con un dejo en la boca extraño.

Este mismo error, lo hacen con una especie de Jamaica frita, que se lo ponen a todo.

La comida de Troopper Gourmet es bastante ordinaria, plana, y nada destaca, creo que lo único que se gana visitantes son las cosas que tienen como decoración, las tazas, los vasos, galleteros y todo aquello que nos remite a este mundo.

¿Yo lo recomiendo?, solo por la experiencia de visitar un restaurante temático, porque el costo promedio de $100 – $150 por persona, deja deseando mucho de la comida.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More