Hablemos de estupideces

0

Yo sé que puedo hablar de cosas serias, yo lo sé, tú lo sabes, lo saben los editores con los que trabajo, lo sabe mi papá, lo sabría mi loquero si tuviera, lo saben otros reporteros y colegas, aunque no podrían ser mis colegas, yo no estudie periodismo ni siquiera comunicación.
Yo soy solo una publicista, con una profesión hibrido que usa sus conocimientos en diseño para desarrollos web y sus conocimientos en redacción para escribir, o mejor dicho para contar historias sobre nada y sobre todo en su propio blog que no tiene genero particular y en otras revistas, en cualquier medio que me den la oportunidad de expresarme sin censura.

¿Qué es la censura?, respuesta simple, la censura es cuando alguien te prohíbe hablar o expresarte de algo previamente, pero ahora existe un concepto nuevo, el reproche a tus ideas, que sería lo mismo que la censura pero en vez de ser pre es post, pero es parte de la vida, el hecho de aceptar que no todas tus ideas serán bien vistas y alguien podría reclamarte o molestarse por lo que dices.

Notas Relacionadas

Desconectándose del trabajo

Rebelde sin causa

Ni idea que día es

Hablemos de estupideces
Eso es algo con lo que debes lidiar, no solo yo que expongo mis ideas públicamente, todos estamos expuestos a la crítica, pero ahora últimamente algunos creen que me pueden decir que debo decir, FUCK WITH THE POLICE, aunque en realidad no es la policía, son personas que se autodenominan autoridades morales, éticas o profesionales para indicarme que debo decir. Pero que hace o que le da el derecho a alguien de decirme a mí que decir, una vez me lo digo Andrés y no fue nada educada para demostrarle que no era bien recibida su instrucción.

Muchas personas pueden estar en desacuerdo conmigo y expresármelo, es un mundo libre, pero otra cosa bien distinta es que lo tome en cuenta y que me rodee de esas personas, que no buscan que exprese mi mayor potencial, nooo, más bien parece envidia que crítica constructiva.

¡Deja de hablar de tonterías, yo sé que puedes más!

Antes que nada déjenme decirles que me especialice en hablar de tonterías porque me encanta, no porque no pueda hacer otra cosa, NO ES UN ERROR, no es la búsqueda de rating, no es una casualidad, es algo que quiero hacer, que me gusta, que me encanta y en lo que soy buenísima.

A mí no me gusta la política, no me interesan los deportes, no sé nada de moda o belleza, a mí me gusta hablar de trivialidades, de cosas divertidas y quejarme de la vida, si no te gusta para que entras a mi blog o me tienes en Facebook, digo, ¿eres estúpido o masoquista?

Si quisiera hablar de otra cosa, créanme que lo haría

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More