Hablar mal de alguien y que el micro esté encendido en la videoconferencia

Cuando en la vida nos íbamos a imaginar, que, uno de los problemas más comunes y modernos a los cuales tendríamos que enfrentarnos hoy en día, es al miedo de hacer el ridículo en video; bueno, claro, ese miedo latente y real de ser cachados infraganti en un mal momento para ser subidos a las redes sociales y ser el nuevo trending topic del día por un video, eso no es nada nuevo y desde hace más de una década, todos nos estamos cuidando de las cámaras indiscretas para evitar esos peligros.

Pero, el miedo que, si es nuevo, un miedo que solo tiene cabida en el año 2020, es el miedo de dejar el micro abierto en un video conferencia justo cuando se te olvida el micro y el acceso total que das a tu privacidad, para decir una estupidez o hablar mal de alguien más, sin pensar en que todos pueden escuchar boquiabiertos lo que dices, y peor aún, grabarlo.

via GIPHY

Un pequeño y simple error, que puede tener consecuencias fatales para la vida social de una persona.

Si bien, la pandemia ya lleva muchos meses, y ya tenemos ese mismo tiempo de práctica comunicándonos a través de zoom con sus videollamadas, aún seguimos cometiendo los mismos errores que al principio y nos conectamos a esas videoconferencias sin arreglar la casa, o el fondo al cual damos acceso a nuestros espectadores, es más, muchas veces atendemos esas llamadas en modo indigente con ropa cómoda de casa y sin siquiera peinarnos.

Vaya, a mí me pasó al principio de la cuarentena, y es a la fecha, uno de los ridículos sociales que aún me persigue en pesadillas.

via GIPHY

Pero, el que te vean 5 segundos en cámara como si fueras pordiosero, no tiene comparación alguna con el terror que provocan unos breves segundos en los cuales estás hablando mal de alguien al micrófono con una angustia y miedo directamente proporcional al nivel de insulto que hiciste.

Caray, eso no pasaba antes, y cuando estabas en la comodidad de tu casa, en la privacidad de tu espacio, podías hablar mal de quien quisieras sin miedo al eco o las repercusiones que esto podría tener; sin embargo, hoy en día, antes de quejarte de alguien o decir sus cositas o sacarle sus trapitos sucios, antes de hacerlo debes asegurarte que no haya ningún micro prendido.

Ese es el verdadero miedo al cual nos enfrentamos hoy todos los días, al grave error social que puede cometer con una gran indiscreción cuando dejas abierto el micro o las cámaras de un dispositivo móvil cuando estás conectado en una videollamada.

Como lo demostró hace unos meses una maestra, cuando le dice a sus alumnos “Ay, se ponen bien perritos los burros” mientras todavía tenía prendido el micro del video.

Y puede pensarse que solo le paso a esa maestra por imprudente y descuidada, pero, a decir verdad, todos podemos ser ella, y yo me he visto muchas veces con el corazón en la garganta cuando empiezo a decir hasta lo que no debería de alguien, justo cuando está una videollamada, para sentir como se me paraliza el corazón mientras reviso implorando al cielo que el micro esté apagado.

via GIPHY

Yeshttps://elblogdeyes.com
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

More from author

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Related posts

Advertisment

Latest posts

Burguer King lanza Whopper vegetal

Whopper vegetal una hamburguesa hecha 100% de plantas Lo que parecía irrealizable, hoy es una realidad. Burger King México...

Cuando no tienes algo es cuando lo quieres

A todos nos ha pasado, chicos, intermedios y grandes, todos hemos sido presas del sentimiento infantil de desear con muchas fuerzas y...

Olvidarte de alguien es la peor ofensa que puedas hacerle

Ya lo dijo Miguel de Unamuno en uno de mis libros favoritos Niebla, el olvido involuntario es la peor cosa que se...
Apuestas Colombia