Habilidad para comer mientras caminas

2

Ustedes pueden pensar que eso de caminar y comer es una actividad que no se lleva, pero piénsenlo un momento, hagan un recorrido por los recuerdos de su memoria para detectar todos los momentos en los que han estado tragando, perdón, comiendo mientras caminan. Oh si, ya empezaron a recordar todas aquellas camisas y blusas que mancharon por hacer dos cosas que requieren atención; pero es que finalmente se vuelve intuitivo eso de meterse cosas a la boca, perdón, comida a la boca, (sino se ponen de mal pensados) mientras están caminando.

Yo nunca me había puesto a pensar en esto, obvio, es una idea estúpida, que seguramente solo yo me di cuenta; pero el otro día iba caminando en la calle cuando me di cuenta que todos iban caminando e intentando comer, ya sé que no hay que ser multitask para hacer esto, pero que rayos me pareció sorprendente ver a tanta gente comiendo una señora con tacos, un viejito con una torta, un chavillo con una manzana, una joven con un jugo, todos y cada uno de los que caminaba por esa cuadra traían algo de comer, menos yo, por eso me di cuenta, porque me dio hambre, bueno era lógico que todos estuvieran comiendo porque la calle estaba atiborrada de puestos ambulantes, no había un metro cuadrado libre de un puesto de comida, de tal suerte que si no ibas caminando y comiendo, estabas sentado y comiendo, mmm, eso es más fácil y rico. Lógicamente ese día termine con mucha hambre, pensando en que debía comprarme una barrita para unirme al club de las personas ambulantes comedoras.

En realidad hay muchas personas que han desarrollado talentos para comer mientras caminas y hacer todo tipo de actividades como manejar, hablar por teléfono, chatear, caminar, etc, parece imposible pero sucede y no solo aplica con papitas fritas, chicles o bebidas, se puede comer cualquier cosa y en cualquier lugar, sin importar que operes maquinaria pesada puedes comer pizza, hamburguesas, pasta o pollo rostizado.

Como me acuerdo del día que casi me muero de un paro cardiaco, y es que iba con Daniela a Antara Polanco en su coche, íbamos en el chisme comentando cualquier cantidad de babosadas salidas de la mente colectiva de las mujeres, ya saben, hombres, chismes y critica para otras mujeres que nos caían mal; cuando a Dani le dio hambre y saco un dulce de la guantera, en lugar de pedirme que los sacara SUSTO #1 dejo el volante para agacharse y tomar sus golosinas, OMG me voy a matar mientas saca su dulce, seguido de que la golosina tipo caramelo ya estaba toda aguadada y se escurría por todo el coche, entonces lo que hizo fue buscar servilletas, mientras intentaba que el dulce en cuestión escurriera en su boca, mientras el volante quedaba libre, lo juro pensé en esos segundos QUE RAYOS ESTA PASANDO, afortunadamente no pasó nada, pero me pareció muy extremo decidir ponerle más atención a la comida que al volante, seguro ese dulce era muy rico, seguramente.

La tendencia de todos es que somos flojos o a lo mejor queremos ser prácticos y economizar tiempo, para en vez de pasar media hora comiendo, mejor te vas a la tele con tu plato de sopa, te acuestas en la cama y comes, pero eso pasa en todo, ya puedes llevarte tu platito de comida para comer frente a la computadora, mientras chateas, contestas el teléfono y envías un email. Lo malo es que después todo queda bien pegajoso y sucio.

Aunque también está el protocolo social para comer de pie, y en fiestas, reuniones y todo tipo de antreadas la gente acostumbra a comer no solo parada o caminando, sino que también lo hacen bailando y si en una mano traen el chupe y en la otra el entremés es mejor aún.

No me quejo o crítico, soy la primera en hacer mil cosas mientras como, pero hay mucha gente, sobre todo generaciones anteriores que extrañan el protocolo del buen comer. Lastima que esos años ya pasaron.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More