Guía rápida para armar tu casa de campaña

El plan ideal para las próximas vacaciones puede ser irse de campamento a adentrarse en la naturaleza para alejarse de la rutina y el bullicio de la ciudad. Las casas de campaña pueden dar esa dosis de aventura necesaria sin tener que irse muy lejos.

Las casas de campaña suelen asustar a las personas porque piensan que son difíciles de armar, pero la realidad es que solamente se necesita tener algunos consejos en mente y un poco de para ti.

¿Cómo armar una casa de campaña?

Si quieres disfrutar del campismo, elige tu casa de campaña ideal aquí y sal a la naturaleza a respirar aire puro, disfrutar del sonido de los animales y desconectarte de la tecnología por algunos días.

Existen cientos de marcas y estilos de casas de campaña, pero hay ciertos tips que si se tienen en cuenta hacen que armarlas sea mucho más fácil sin importar el modelo.

1. Elegir el lugar indicado

Antes de ponerse a armar la casa de campaña hay que tener en cuenta los factores del lugar para poder disfrutar a la hora de descansar. Lo ideal es elegir un lugar plano, en donde no haya rocas ni elementos que puedan llegar a molestar. En el caso de estar en un destino que haya mucho viento lo mejor es resguardarse detrás de un tronco o un montículo de arena o tierra. Siempre lo mejor es armarla abajo de un árbol para tener sombra y no achicharrarse con el sol.

¡No hay que olvidar de hacer una pequeña limpieza! Nunca está de más hacer un pequeño recorrido por el espacio elegido para sacar pequeñas piedritas o palitos que puedan llegar a molestar en la espalda.

2. Sacar todos los elementos necesarios y acomodarla

Cuando ya se eligió el mejor lugar posible, es momento de sacar todos los elementos necesarios para armar la casa de campaña y acomodarlos antes de empezar. En cuanto a la casa, hay que estirarla y acomodarla en donde se quiera armar.

3. Hora de armar la estructura

Hay que unir todas las varillas. Es importante tener en cuenta que quedar bien unidas antes de pasarlas por los ojales que tiene la casa de campaña. Una vez que ya estén ubicadas es momento de levantar la estructura. El truco aquí es doblar las varillas un poco para poder llegar bien de extremo a extremo.

4. Es momento de sujetar bien al suelo

Cuando ya esté la estructura armada, para evitar que salga volando con el viento. Hay que colocar las estacas en las esquinas de la tienda de campaña. Lo ideal es que se entierren un poco inclinadas, a unos 45•,  para evitar que se salgan. Si el suelo está muy duro lo mejor es ayudarse pisando con el pié o golpeando con algún objeto contundente para que quede bien amarrada.

5. No te olvides de colocar la cubierta

Las tiendas de campaña más profesionales no lo necesitan, pero por lo general es recomendable colocar encima una cubierta para ayudar a que no se filtre agua y a mantener todo lo que se encuentre dentro seco.

Siempre es mejor si hay buena luz

Lo ideal, si se puede organizar la hora de llegada, es intentar llegar al lugar cuando todavía sea de día. Si bien no hay nada que una linterna no pueda solucionar, la luz solar es mucho mejor para poder armar la casa de campaña con tranquilidad, sobretodo si no se tiene experiencia.

Además, hay que tener en cuenta que es probable que a las personas que se encuentren alrededor les moleste la luz de las linternas y los ruidos si están durmiendo.

Salir de la versión móvil