Guía básica para stalkear

0

En la era moderna, sí, esta era que vivimos hoy tú y yo, hay muchas formas y prácticas diferentes. Digo, no es nada nuevo lo que estoy diciendo, no es una idea mía o una exageración, con la tecnología, la conectividad, el WiFi y los smartphones las reglas del juego han cambiado, algunas cosas para mejor y otras cosas en nuestra contra; si bien internet y su revolución ha sido una gran bendición que nos permite estar conectados, comunicados e informados, hay otras prácticas un tanto negativas que no podemos olvidar nunca, por lo que es importante nunca perder de vista que internet y las redes sociales tienen su lado oscuro como las mentiras, los peligros, los catfish y sobre todo los stalkers.

Que por cierto, yo siempre pronuncie mal esa palabra stalker y nadie en el jodido mundo fue para corregirme, muchas gracias gente; pero ahora sé que se pronuncia stolker, lo que uno se entera 10 años después, pero extrañamente esta es una de esas palabras que personas de habla hispana hemos modificado un poco, para convertirla al spanglish cuando decimos “stalkear” para referirnos a la acción de obsesivamente seguir los pasos de una persona en la vida virtual.

Notas Relacionadas

Necesito guaruras

¿Sabes distinguirme?

Pero, ¿qué es esto de ser stalker?

Creo que todos por lo menos hemos escuchado aunque sea una vez ese término, como stalker, stalkear o stalkeando, una palabra anglosajona que termino convirtiéndose en verbo, para una acción, fisgonear en la vida de otra persona.

Stalker: persona que sigue a otra obsesivamente

Pero hay que reconocer que esto de los stalkers o personas obsesionadas con alguien más no es nada nuevo y siempre han existido personas en este perfil, que terminan acosando a otra; la única diferencia ahora la hace el internet, que permite de forma rápida y fácil que cualquiera pueda seguirte u obsesionarse contigo de forma inmediata. Antes por lo menos si te quieran acosar tenían que invertir tiempo, dinero y esfuerzo, siguiéndote de forma personal, tenían que saber dónde estabas, que hacías y a donde te dirigías; ahora solo hace falta una conexión a internet para ver cuáles son tus pasos, tus fotos, tus pensamientos, tus hobbies, tus ideas o las personas con las cuales convives diariamente.

Y es por esta gran facilidad que cualquiera puede convertirse en stalker, y cuando menos te das cuenta ya estás obsesionado con alguien, con lo que hace o incluso comienzas a pensar que estás enamorado, solo por seguir las notificaciones o actualizaciones de una persona.

Por ello la delgada línea que separa a una persona normal de un satlker ahora es muy delgada, antes por lo menos uno tenía que convertirse en la sombra de otra persona, ahora solo necesitas revisar en el celular que está haciendo la otra persona.

Ahora es muy peligrosa la forma en la que una persona se puede hacer stalker, cualquiera puede ser stalker, algunos con fines nobles, como tus padres cuando te stalkean por redes sociales o algún potencial loco que comienza a darle LIKE a todas tus fotos, así que cuando entras y descubres 40 likes de alguien, solo puedes asustarte; eso o la clásica y extraña sensación de que cuando estas a punto de comentar algo, las personas te responden “ah sí, como el martes de la semana antepasada cuando soñaste con zombies”, eso asusta y delata a un stalker.

Pero a mí esto de los stalkers me resulta algo extraño, porque como puedo diferenciar a un stalker peligroso de un fan amoroso, ¿cómo?, digo, al tener una vida muy publica en un blog, creo que se hace mucho más fácil la tarea para los stalkers.

Que por cierto, yo estoy en contra de esta actividad, realmente estoy en contra de stalkear a alguien, aunque dicen por ahí que solo se stalkea lo amado, realmente yo no creo que deba ser así y ante todo, siempre debe haber confianza, sobre todo en las relaciones, digo, para que quieres estar con alguien si tienes una necesidad impulsiva de revisar que es lo que hace y con quien está, eso está de hueva.

Sin embargo esa lección la aprendí tarde en la vida, después de que me convertí en la stalker personal de uno de mis novios, ¿o era galán?, ya ni me acuerdo, pero en aquella etapa negra de mi vida en la que me la pasaba viendo sus timelines de todas sus redes sociales, fue un tiempo muy, muy oscuro. Pero aprendí y evolucione, después de esa experiencia y alarma roja deje de entrar al perfil de las personas, sonará a que soy arrogante o despreocupada, pero de verdad, ya no entro ni siquiera a ver las actualizaciones de mi amigos, solo entro a ver lo que hago yo. Siempre he pensado que en vez de criticar a los demás o ponerles mucha atención, debo enfocarme en lo que a mí me sucede; en vez de preocuparme por la cola de los demás, como dice el dicho popular.

Ese es mi consejo, no te claves con nadie, no te obsesiones, no te enroles en esas cosas que no te llevan a nada bueno, ni siquiera con tu pareja, no ganas nada bueno quitándole su independencia, su espacio, sus tiempos, ES UNA COSA BÁSICA DE RESPETO.

Yo, yo la verdad no ando obsesionada con mi pareja o galán en turno cuando tengo, y aunque a veces me vuelva loca con pensamientos extraños, termino diciéndome, “vamos no seas loca y confía”; pero eso sí, debo decir que yo cuando confió en alguien, soy tan trasparente que no solo se ve en mi cara lo que pienso, lo que planeo o lo que tramo, oh no señor, yo le doy a mi chico las contraseña para desbloquear el cel con acceso directo e ilimitado a mi whatssapp, a mi chat de Facebook, a mis mensajes MD de Twitter, a mis llamadas y a mis mensajes, digo, normalmente soy tan ñoña que nunca hago nada malo, nunca, pero cuando estoy con alguien soy más ñoña que de costumbre y no tengo, nada que ocultar, así que si quiere ver mi perfil y actividades, es acceso total, a mis correos y todo lo que esa persona desee checar.

Tal vez este mal, pero digo, no tengo nada que ocultar, ni siquiera fotos; además soy alguien confiable, y por otro lado no necesito que la otra persona me de este tipo de acceso, porque confió en el.

Pero no todos son como yo, nop, y algunos no pueden confiar así que para esas personas, sí, tú que no has entendido que ser stalker no es nada bueno, tu que estás buscando la GUÍA BÁSICA DEL STALKER, hoy te dejo con mis recomendaciones para stalkear, de cuando lo hacía y este video gracioso del Werevertumorro, que más que dar claves para ser un stalker, te dice como borrar tus huellas en la red, para evitar que tu pareja te descubra en la movida.

Reglas para Stalkear:

#1 El buen stalker es invisible, nunca comentes, nunca des like
#2 lleva un registro o una bitácora de todas las actividades importantes que haga esa persona
#3 Nunca menciones en persona alguna información que hayas obtenido en tu actividad stalker
#4 Hazte amigo o amiga de las personas más cercanas o con las que más actividad tiene
#5 No olvides revisar lo que hace en Facebook, twitter, Instagram, Pinterest, linkedin y si tiene un blog, también revisa su blog
#6 Nunca des like a sus fotos, si te gustan guardalas
#7 Nunca reclames por algo que hayas visto en su Facebook
#8 Revisa siempre sus checkins de Facebook y Swarm
Pero recuerda que hacer todo eso te acerca peligrosamente a la locura, una locura mala de la cual no hay retorno, STALKEAR ES MALO, conectarte a WhatssApp para ver a qué hora fue la última conexión y enojarte porque no te dijo nada, eso es el principio del apocalipsis.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More