Gritar para comunicarse

0

Alguna vez has sido participe de esas conversaciones en las que una de las dos personas grita, sí, ya sé, los gritos en una conversación son extraños, incluso cuando se habla de conversaciones escritas, siendo en ellas las mayúsculas o las CAPS, la versión escrita de gritar. Digo, no es que sea algo raro, pero en la actualidad interpretamos los gritos como algo grosero, en cualquier contexto, en cualquier conversación, si una de las personas grita, digamos que es porque se ha salido de sus casillas o está muy enojada; sin embargo en la actualidad está sucediendo algo extraño, algo que permite conversaciones “normales” en la que una persona grita.

Y el sentimiento que produce estas conversaciones no es la ira, noooooo, para nada, lo que provoca que las personas se griten y se comuniquen con gritos, es la FLOJERA, así es, seguro me das a decir que me he vuelto loca y que con la tecnología y la evolución de las redes sociales, ya no es necesario gritar, ni siquiera a alguien que está en otra habitación, mmmmm, pero veamos, todavía hay lugares en donde los gritos son parte de las conversaciones.

Notas Relacionadas

Qué si soy reptiliana

Me encanta que me bateen

Y no estoy diciendo que los gritos se usen para agredir, insultar o ganar, más bien me refiero a los gritos que se usan para pedir, platicar y avisar. Ya sabes, cuando llegas a tu casa el método de comunicación que tiene una familia es GRITAR.

  • YA LLEGUE
  • MAMÁ PÁSAME MI CHAMARRA
  • NO HAY PAPEL DE BAÑO
  • MAMÁ VEN A APAGAR LA LUZ DE MI CUARTO

Se han fijado como en una familia, el seno de la sociedad, se da y muy común esta forma de comunicarse, en la que gritar es la forma más práctica de conversar, solicitar algo o hasta quejarte de tu hermano, el perro o tu rommate, según sea el caso.

Repito, no es que uno use los gritos para ser enfático o por lo acalorado de una conversación, más bien es la flojera de pararte de tu silla, del sillón, de la cama o cualquier lugar en el que estas y terminas gritando todo lo que necesitas, para que la otra persona en cuestión también comience a conversar contigo gritando o en su defecto se pare a ver qué quieres.

Seguramente algún día las redes sociales evolucionarán al grado que uno tuitee cosas como “mamá me dices donde pusiste mis cosas” o por mensaje de chat de Facebook le digas a tu papá que venga a abrirle la puerta al perro, que seguramente ya hay personas que lo hacen, de hecho, en mi casa, el método de comunicación oficial para solicitar cosas, hacer conversaciones o chismear, era por Skype, digo, sí ya están ahí esos métodos de comunicación en los que no tienes que moverte un solo milímetro para conversar con alguien que está a dos metros de ti, porque no usarlos. Pero la mayoría de las personas, todavía se niega a usar las redes sociales a este grado, aunque algunos ya estamos evolucionando a ese camino.

Lo extraño es que últimamente en mi casa ya se está regresando a la vieja usanza, a GRITAR para pedirme todo tipo de cosas, A MI, como si yo fuera la persona encargada oficialmente para ver porque se están portando mal los perros, para pasarle un vaso con agua a mi hermano, para llevarle el teléfono a mi papá o para contestar las dudas de mi madre, ahora todos comienzan a gritarme que les ayude, el pedo es que creo que hay un fenómeno extraño de acústica en mi depa, uno que es algo pequeño, y aun así no se paran 5 pasos para pedirme mi ayuda, oh no señor, me gritan YESICAAAAAAAAAAAAA.

Ok, no hay bronca, contesto también QUEEEEEEEEEEE, pero ese extraño fenómeno acústico del cual te hablaba hace un momento, evita que ellos me escuchen, mmmmmmm, ok, es extraño, yo si escucho que ellos me gritan con claridad todo lo que dicen, pero cuando yo contesto se la pasan gritando QUEEEEEEEEEEE, NO TE OIGO.

¿Neta?, yo si escucho perfecto, pero ellos a mí no, ¿neta?, lo que me hace pensar que o hablo muy bajito o hay un efecto de audio extraño que evita que el sonido viaje de regreso.

Aunque también, estoy segura que tengo un volumen de voz, si, bajo, porque me acuerdo de aquel día en el que tenía que tirar la basura, pero la flojera hizo que me tardará 10 minutos en salir, ya cuando salía el camión de la basura se iba, por lo que tuve que correr gritando BASURAAAAA, BASURA, BASURA, y eran como 20 metros, pero el camión no se paraba, lo que pensé en ese momento y por más que quería gritar, es que no lo hago con suficiente potencia.

Eso o el camión de la basura también me ignora.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More